PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Acceso a crédito reduce chances de que nuevos desempleados cometan delitos

Así lo detalla un artículo de investigadores del Banco de la República. Los autores se concentran en los despidos masivos.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — Un artículo de los investigadores del Emisor, Carlos Medina y Christian Posso, estima los efectos de la pérdida inesperada del empleo sobre la probabilidad de participar en actividades criminales. Además, habla del papel clave que juega el crédito de consumo en atenuar dichos efectos.

El análisis se realiza con datos de Medellín puesto que es una de las ciudades colombianas con más altas tasas de formalidad, con una alta presencia de crimen organizado y con altas tasas de homicidio relacionadas con disputas entre grupos locales, carteles de droga, bandas criminales y paramilitares, exponen los expertos.

PUBLICIDAD

Entre los años 2006 y 2015, el 12% de los hombres jóvenes de Medellín fueron arrestados en algún momento, agregaron en el documento.

Ver más: En primer semestre el sistema financiero colombiano ganó $21,73 billones

Además de una fuerte pérdida de ingresos en el año del despido masivo y hasta 5 años después, los autores encontraron un fuerte incremento en la probabilidad de arresto en el año del despido masivo, efecto que es exacerbado en los años siguientes.

PUBLICIDAD

“El aumento en la tasa de arrestos que se observa en el gráfico es equivalente a un incremento del 47 por ciento en el año 2010, y del 35% un año después, en relación con la tasa de arrestos del 0.16% que se observaba en 2009. El incremento en la tasa de arrestos es explicado principalmente por los empleados hombres y los jóvenes entre los 20 y los 25 años”, exponen los investigadores en su artículo.

Ver más: Mercado Pago ve posible activar su solución de crédito en Colombia en 2022

A lo anterior añadieron que los efectos más sobresalientes por tipo de crimen se encuentran en el crimen a la propiedad, sugiriendo un vínculo con el canal de la necesidad.

PUBLICIDAD

Otro de los resultados del trabajo de los investigadores muestra que los despidos masivos de los adultos del hogar tienen efectos indirectos en otros miembros de la familia, especialmente en los más jóvenes.

“Se encuentra un efecto sobre los familiares entre 25-35 años en el mismo año en que su familiar pierde el empleo, mientras que el efecto sobre los menores de 25 años se registra un año después, potencialmente sugiriendo que el ejemplo de los mayores podría estar jugando un papel en la decisión de los parientes menores”, dice el documento.

Ver más: Gasto de hogares colombianos crece en julio apalancado en tarjetas de crédito

Según la investigación el acceso al crédito de consumo suaviza las dificultades del desempleo y por ende debilita la relación entre la pérdida de empleo y la criminalidad.

PUBLICIDAD