Actualidad

Apple pide a todos sus empleados de EE.UU. que informen sobre su estado de vacunación

La compañía comenzó una campaña para animar al personal a vacunarse ahora que comenzaron las aprobaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Apple Inc. pidió que todos sus empleados en Estados Unidos informen su estado de vacunación, lo que constituye una última medida de la campaña contra el Covid-19 de la empresa, que hasta ahora había evitado exigir las vacunas.

El fabricante del iPhone pidió a los empleados que informen “voluntariamente” su estado de vacunación para mediados de septiembre, independientemente de si están trabajando de forma remota o desde una oficina. La compañía dijo que utiliza los datos para sus esfuerzos y protocolos de respuesta al Covid-19. Apple solicitó previamente a los empleados en California, Washington y Nueva Jersey esta información para cumplir con las regulaciones locales.

Ver más: El nuevo Apple Watch 7 podría retrasarse por problemas de producción

“A medida que la respuesta de Apple al Covid-19 evoluciona, nuestro enfoque principal sigue siendo mantener saludables a los miembros de nuestro equipo, sus amigos y familiares, y a toda nuestra comunidad”, dijo Apple en el comunicado. Estableció como fecha límite el viernes 17 de septiembre.

Un portavoz de Apple no respondió a una solicitud de comentarios.

A diferencia de varios de sus pares en el sector tecnológico, Apple no exige la vacunación, pero ahora es más insistente con sus empleados. Recientemente, la compañía comenzó una campaña para animar al personal a vacunarse ahora que comenzaron las aprobaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés).

El mes pasado, Apple intensificó los esfuerzos de su programa de pruebas de Covid-19 voluntaria, que solicita que los empleados la utilicen hasta tres veces por semana.

Ver más: Apple planea añadir funciones satelitales a los iPhones para emergencias

Apple dijo a los empleados que mantiene los datos de la vacuna “confidenciales y seguros”, agregando la información y no informando a los directivos de las respuestas. Sin embargo, esta situación podría cambiar en el futuro, según la empresa.

La compañía eventualmente requerirá que todo el personal corporativo regrese a la oficina, pero ha retrasado ese plan varias veces. Inicialmente pretendía que los trabajadores volvieran en junio, y luego pidió a los empleados que regresaran a principios de septiembre. Lo retrasó hasta octubre y de nuevo hasta enero. Ha dicho a los empleados que les avisará con un mes de antelación sobre la fecha límite de regreso.