PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

Hay esperanza para conversaciones climáticas tras compromisos de EE.UU. y China

Si bien los anuncios realizados aún están lejos de ser suficientes para evitar un cambio climático catastrófico, han inyectado un nuevo impulso a las negociaciones de cara a la COP26.

Energía de viento y sol
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — En la asamblea general de las Naciones Unidas de esta semana, los dos mayores emisores del mundo avanzaron en la carrera para eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050. China dijo que dejaría de construir centrales eléctricas de carbón en el extranjero y Estados Unidos se comprometió a duplicar su participación en el financiamiento climático para los países pobres.

Si bien estos anuncios deberían haber tenido lugar hace mucho tiempo y aún están lejos de ser suficientes para evitar un cambio climático catastrófico, han inyectado un nuevo impulso a las negociaciones de cara a la cumbre de alto impacto que se celebrarán en Glasgow.

PUBLICIDAD

Ver más: Esta vez los reguladores chinos se toman en serio la prohibición de las criptomonedas

El presidente de la COP26, Alok Sharma, ha dicho que uno de sus objetivos para la reunión es “consignar el carbón a la historia” para mantener viva la posibilidad de mantener el calentamiento global en 1,5 grados centígrados. Ese es el objetivo del histórico Acuerdo de París y el límite de temperatura que los científicos dicen que es necesario para evitar los peores impactos del cambio climático.

Pero se ha enfrentado a la resistencia de ministros de todo el mundo, especialmente de aquellos que dependen del combustible fósil para impulsar sus economías. En julio, los ministros de energía del Grupo de los 20, incluida China, no lograron ningún tipo de acuerdo para acabar con el carbón. La decisión fue trasladada a la cumbre de líderes del G-20 en Roma, que tiene lugar inmediatamente antes de la COP26.

PUBLICIDAD

Aunque el anuncio del presidente Xi Jinping carecía de detalles, podría potencialmente conducir a una mella significativa en la cantidad de carbón usada en el mundo. China apoya el 56% de los proyectos planificados fuera de su propio país e India, según la base de datos Global Energy Monitor.

Oleaoducto de Carbón chino

“El anuncio de China es uno de los desarrollos más significativos en frente climático este año, ya que bien podría marcar el final de la financiación pública extranjera para el carbón”, dijo Christine Shearer, directora de programas del Monitor de Emprendimiento Global GEM. La medida es una fuerte señal global de que el carbón los días están contados, dijo, incluso si Xi no proporcionó una fecha límite para la eliminación gradual.

La decisión podría impulsar a otros países y empresas a seguir su ejemplo, debilitando aún más la economía de invertir en nuevos proyectos, ya que el costo de alternativas limpias como la energía solar y eólica disminuye, dice Niklas Höhne, socio del NewClimate Institute. “La mayoría de estas plantas de energía a carbón, no hay forma de que puedan operar comercialmente, con la competencia de las energías renovables”, dijo.

PUBLICIDAD

Ver más: Cómo la crisis de las guarderías infantiles se convirtió en un desastre mundial

De manera similar, la financiación ofrecida por el presidente de EE.UU., Joe Biden, esta semana puede ayudar a desbloquear el progreso en la reducción de emisiones. Países como Bangladesh e Indonesia han dicho que solo podrán hacer recortes de emisiones más profundos si los países ricos cumplen su promesa de décadas de movilizar US$100.000 millones al año para las naciones en desarrollo.

La promesa de Biden de US$11.400 millones aún debe ser aprobada por el Congreso y los activistas argumentan que no se acerca a lo que debería ser la parte apropiada de EE.UU. para el fondo. ODI, un grupo de expertos con sede en Londres, acerca esa cifra a US$43.000 millones, según la riqueza, las emisiones y el tamaño de la población de EE.UU. Aún así, el hecho de que Biden duplicara la contribución original podría ayudar a reconstruir la confianza entre las naciones ricas y pobres, algo que Sharma ha dicho es crucial para una cumbre exitosa.

PUBLICIDAD

Ver más: Trabajadores de refinería de Venezuela detenidos en medio de investigación por terrorismo

Con el inicio de la COP26 a cinco semanas de distancia, octubre será un mes crítico para la diplomacia, dice Luca Bergamaschi, cofundador del grupo de expertos italianos sobre el clima Ecco. Dice que ahora la presión recae sobre el primer ministro italiano, Mario Draghi, para que llegue a un acuerdo sobre el carbón en Roma antes de las conversaciones de Glasgow.

“La UNGA ha proporcionado el impulso que necesitábamos en varios frentes”, dijo. “Necesitamos un G-20 exitoso para una COP26 exitosa, no hay otra forma de evitarlo. El liderazgo de Draghi será clave como puente entre Oriente y Occidente“.

PUBLICIDAD