PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Cripto

La plataforma de cripto más grande de China sabe que no hay vuelta atrás

El gigante del intercambio se ha estado preparando para la vida sin China desde principios de este año

Servidores de criptomenedas
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — Horas antes de que China emitiera su ultimátum radical contra el comercio de criptomonedas, el último jugador gigante restante de la industria ya había decidido dejarlo.

Los fundadores y patrocinadores de Huobi votaron en unanimidad en su reunión de accionistas del 24 de septiembre que el intercambio de criptomonedas, el más grande de China, debería abandonar su mercado interno después de años de creciente escrutinio gubernamental. Más tarde ese día, los reguladores chinos declararon que todas las transacciones y servicios de criptodivisas estaban prohibidos en el país.

PUBLICIDAD

Huobi cesó el registro de cuenta para nuevos usuarios en China continental casi de inmediato y anunció dos días después que eliminaría a los usuarios chinos existentes a finales de este año. Los movimientos, que fueron seguidos rápidamente por una gran cantidad de equipos de criptodivisas más pequeños, son el testimonio más fuerte hasta ahora de la determinación de Pekín de prohibir las criptomonedas, a pesar de años de intentos de represión con efectos mixtos.

”En el pasado, nos habíamos estado comunicando con los reguladores para ver si todavía hay formas de operar legalmente en China. Pero esta vez, no hay lugar para la discusión“, dijo el cofundador Du Jun en una entrevista con Bloomberg. “Nuestra estrategia consiste en globalizarnos ahora”.

La última prohibición de Pekín sobre las criptomonedas elimina la falsa esperanza de que empresas como Huobi permanezcan en China pasando de puntillas por las líneas rojas. Huobi, una de las últimas plataformas de criptomonedas fundadas en China que se apegó a su país de origen, ha desarrollado a lo largo de los años unos vínculos gubernamentales poco comunes y acogedores que sus rivales sólo podrían envidiar. Pero el gigante del intercambio se ha estado preparando para la vida sin China desde principios de este año, dijo Du. Mientras que inversores como Sequoia China y ZhenFund habían asentido al plan original de cerrar todas las cuentas de usuarios chinos para junio del año que viene, dijo, la sorpresiva declaración oficial aceleró ese esfuerzo.

PUBLICIDAD

Nos estamos apegando activamente a la política del gobierno, por lo que queremos resolver el asunto este año”, dijo Du, y agregó que el intercambio mantendrá a los reguladores actualizados sobre el progreso.

Ver más: Ni el Banco de China puede con el temor de perderse del bitcoin

Huobi ahora se centra en la expansión en el resto del mundo, siguiendo a sus pares, desde el principal exchange Binance hasta el gigante minero Bitmain, que en los últimos años o meses trasladaron sus operaciones fuera de China. En los últimos meses, Huobi ha realizado una ola de contrataciones en lugares como Turquía y Brasil, con el objetivo de una plantilla global de 3.000 este año. Tiene más de 10 millones de usuarios en todo el mundo, con el sudeste asiático, Europa y Oriente Medio como sus principales mercados después de China.

PUBLICIDAD

Su brazo que cotiza en Hong Kong ha lanzado cuatro fondos relacionados con las criptomonedas para inversores institucionales. Y la empresa se encuentra entre las 170 empresas de cifrado que han solicitado proporcionar servicios de token de pago digital en Singapur.

Huobi fue fundada en 2013 por Leon Li, un excodificador de Oracle Corp., y Du, el jefe de marketing. El par hizo crecer rápidamente la startup de Pekín para convertirse en el intercambio de bitcoin más activo del mundo al atraer a los comerciantes chinos con tarifas de transacción cero. En 2017, los reguladores chinos dijeron a las bolsas locales que dejarán de albergar transacciones entre dinero fiduciario y criptos, el primero de un flujo constante de pronunciamientos contra lo que consideran una amenaza para la estabilidad financiera del país. Ese mismo año, Du dejó a Huobi para crear su propio fondo de riesgo criptográfico, pero regresó a fines del año pasado para liderar la expansión global.

Después de que se promulgó la regla de 2017, Huobi estableció una entidad en Singapur para administrar su principal negocio de intercambio, que es donde Du tiene su sede ahora. Huobi Global todavía ofrece servicios a los usuarios chinos, incluido el comercio extrabursátil y las transacciones de cripto a cripto, sin manejar el yuan directamente. Pero la alta dirección, incluido Li, se quedó en Pekín, ganándose el favor de los funcionarios locales y de los banqueros centrales al apoyar la oferta de China para desarrollar la tecnología blockchain.

PUBLICIDAD

Las luchas de Huobi resaltan el riesgo que enfrentan las empresas de cifrado cuando tratan con China. Las reglas han sido confusas y las soluciones alternativas son comunes, aunque eso puede estar cambiando. Las reglas del 24 de septiembre dicen que las transacciones de criptodivisas en China están prohibidas, incluidos los servicios prestados por bolsas de valores en el extranjero. Prohíben a las plataformas extranjeras contratar localmente para funciones como marketing, tecnología y pagos, cerrando una laguna de larga data que benefició a personas como Huobi.

Movimiento de token de Huobi

En general, Huobi Group, la empresa matriz que también incluye servicios de gestión de activos y consultoría blockchain, ahora genera casi el 70% de sus ingresos fuera de China, dijo Du. De los 2.300 empleados del grupo, unos 700 están involucrados en operaciones de cambio, dijo.

Un portavoz de Huobi se negó a comentar sobre cuántos usuarios de China continental tiene el intercambio, y agregó que en su mayoría son usuarios minoristas que generan menos transacciones que las instituciones. Los comerciantes minoristas de China representaron el 20% del volumen de operaciones de Huobi, dijo la gerencia a Bloomberg en una entrevista publicada el año pasado.

PUBLICIDAD

“Huobi ha sido durante mucho tiempo un importante intercambio global y no es ajeno a los años de endurecimiento de las regulaciones criptodivisas chinas”, dijo Jehan Chu, cofundador y socio gerente de la firma de inversión en criptodivisas Kenetic Capital, con sede en Hong Kong. “Con un balance masivo y una sólida base de clientes internacionales, creo que se adaptarán y se duplicarán en jurisdicciones más acogedoras fuera de China”.

Aun así, los usuarios de Huobi buscan un segundo acto. En un grupo de Telegram en idioma chino con casi 25.000 miembros, algunos dijeron que intentarán obtener un pasaporte extranjero para evadir la prohibición de Pekín, mientras que otros alentaron a otros comerciantes a mover sus criptoactivos a aplicaciones de billetera lo antes posible.

“¿A dónde deberían ir los refugiados de Huobi?” uno escribió.

PUBLICIDAD