PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Green

Rusia evalúa revelar meta de emisiones cero para 2060 en COP26

El país también está sopesando la promesa de reducir para 2050 las emisiones de dióxido de carbono en un 79% respecto de los niveles de 2019.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Rusia podría presentar su objetivo de neutralidad de carbono para 2060 en las conversaciones sobre el clima global que se realizarán en noviembre en Glasgow, Escocia, lo que marcaría un vuelco en la postura del presidente Vladimir Putin sobre el cambio climático.

En el Kremlin se está considerando un plan de este tipo, dijo una persona familiarizada con la situación que pidió no ser identificada al discutir información que no es pública. Rusia también está sopesando la promesa de reducir para 2050 las emisiones de dióxido de carbono en un 79% respecto de los niveles de 2019, según un borrador del documento visto por Bloomberg News.

PUBLICIDAD

El periódico Kommersant informó el miércoles sobre las discusiones.

Rusia, uno de los principales productores de petróleo del mundo y el cuarto mayor emisor del mundo, hasta ahora ha resistido la presión internacional para frenar el calentamiento global y Putin había desestimado hasta hace poco los riesgos que plantea el aumento de las temperaturas. La nación ratificó el acuerdo climático de París de 2015 hace dos años, pero tomó pocas medidas. Un punto de inflexión parece haber tenido lugar en junio, cuando Putin ordenó el desarrollo de una estrategia para reducir las emisiones de carbono. En julio, firmó una ley sobre el cambio climático que crea un marco para proyectos ecológicos y el desarrollo del comercio de carbono.

Ver más: Industria europea se doblega ante una agravada crisis energética

PUBLICIDAD

La última versión de dicha estrategia, que el ministerio de Economía presentó al gobierno, plantea dos escenarios para la reducción de las emisiones. Uno considera una reducción profunda y el otro, más favorable al mercado, incluye un aumento de las emisiones de un 25% para 2050.

Ahora, el documento se encuentra en discusión con otros ministerios, dijo el servicio de prensa del ministerio de Economía. Puede modificarse antes del foro de Glasgow.

Climate Action Tracker, un grupo de investigación, califica los objetivos climáticos actuales de Rusia como “críticamente insuficientes”. En noviembre de 2020, Rusia presentó planes a las Naciones Unidas para reducir las emisiones en un 30% para 2030 en comparación con los niveles de 1990, un objetivo que la organización considera menos ambicioso que las políticas actuales del país.

PUBLICIDAD

Rusia es responsable de cerca del 5% de todo el dióxido de carbono que se vierte a la atmósfera cada año. Casi el 90% de toda la energía que consume Rusia procede de fuentes con alto contenido en carbono, por encima de la media mundial, que ronda el 80% y un despliegue acelerado de las energías renovables podría ahorrar al país hasta US$11.000 millones al año de aquí a 2030.

La mayoría de las grandes economías apuntan a eliminar sus emisiones para 2050. Solo China, que todavía se considera un país en desarrollo, tiene una meta de neutralidad de carbono para 2060. Sostiene que debido a que las economías avanzadas arrojaron gran parte del carbono acumulado en la atmósfera, deberían reducir la contaminación más rápidamente para ganar tiempo para que otros se pongan al día, una línea que Rusia también podría adoptar.

Ver más: Cómo asesores de Putin lo convencieron de tomar en serio los riesgos climáticos

PUBLICIDAD

Si Rusia se compromete con un objetivo de cero emisiones netas, eso dejará a India, Irán, Arabia Saudita y Turquía como los únicos países entre los 20 principales emisores del mundo sin una meta similar. Esas 20 naciones representan más del 80% de las emisiones globales.

Con la asistencia de Yuliya Fedorinova, Jessica Shankleman y Akshat Rathi.

PUBLICIDAD