PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Medio Oriente

Siguiendo a la Fed, Israel reducirá su programa de estímulo

La economía de Israel ha crecido un 16,6% en el segundo trimestre

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El Banco de Israel planea terminar para fin de año un programa de compra de bonos de 85.000 millones de shekel (US$26,3 mil millones) que apoyó a la economía durante la pandemia, endureciendo la política monetaria al mismo ritmo que la Reserva Federal de EE.UU. a medida que aumenta la inflación y la economía se recupera.

“La actividad económica continuada y el crecimiento sólido harán posible poner fin a los diversos programas de flexibilización cuantitativa en los próximos meses”, dijo el banco en su declaración sobre su decisión de tasas de interés el jueves. “Todo esto es para continuar apoyando el logro de los objetivos de política y la recuperación de la economía de la crisis, y para asegurar el funcionamiento ordenado continuo de los mercados financieros”.

PUBLICIDAD

El gobernador del banco, Amir Yaron dijo en una rueda de prensa que espera que el programa termine en noviembre o diciembre, salvo circunstancias imprevistas.

Aunque optimista sobre el estado de la economía, el Banco de Israel desafió las predicciones de que adoptaría un enfoque más agresivo en cuanto a los costos de endeudamiento. Debido a que persisten los desafíos a la actividad económica, el banco “continuará aplicando una política monetaria acomodaticia durante un tiempo prolongado”, dijo.

Los responsables de la política monetaria mantuvieron la tasa base sin cambios en 0,1% el jueves, como predijeron los 17 economistas encuestados por Bloomberg.

PUBLICIDAD

La economía de Israel ha crecido un 16,6% en el segundo trimestre a medida que el país se recupera de un confinamiento impuesto por el gobierno. Al mismo tiempo, la inflación ha aumentado rápidamente, tocando un máximo de ocho años del 2,2% en agosto, impulsada por interrupciones en las cadenas de suministro global y un aumento en los precios de las materias primas.

Crecimiento del segundo trimestre de Israel revisado hasta un 16,6% anualizado.

El banco elevó su objetivo de inflación para 2021 al 2,5% y su objetivo de crecimiento económico al 7% gracias a la recuperación. Se espera que la economía se expanda un 5,5% en 2022, y que la inflación se reduzca a un 1,6%.

PUBLICIDAD

“El principal riesgo para el pronóstico es la posibilidad de olas adicionales de morbilidad que requerirán severas limitaciones en la actividad”, dijo Yaron, en referencia al Covid-19.

“Se esperaría que tal escenario redujera el crecimiento en aproximadamente un punto porcentual en 2022″, agregó.

El Banco de Israel anunció el jueves que había comprado alrededor de US$1.000 millones en reservas extranjeras en septiembre, elevando las compras totales en 2021 hasta ahora a US$28,3 mil millones, US$ 1,7 mil millones menos de los US$30 mil millones que destinó este año para controlar el shekel.

PUBLICIDAD

“Cuando finalice el programa del banco, este actuará en el mercado cambiario según sea necesario, teniendo en cuenta la actividad económica”, dijo Yaron en su discurso, reiterando sus comentarios anteriores sobre el tema.

El shekel se fortaleció después de la decisión de la tasa, subiendo un 0.2% frente al dólar a 3.2308 a las 4.24 pm en Tel Aviv.

PUBLICIDAD