Economía

Bruce Mac Master ve necesario viabilizar una tributaria estructural en Colombia

El presidente de la Andi compartió su visión sobre la necesidad de adelantar una reforma tributaria estructural en el país y se refirió a la polémica por los precios del acero.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Bogotá — El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, dijo en una entrevista con Bloomberg Línea que es importante viabilizar una reforma tributaria estructural en el país, al señalar que la que se alcanzó en medio del estallido social definitivamente es “transitoria” y “se ajusta a las necesidades de la coyuntura”.

A mediados de septiembre el presidente Iván Duque finalmente sancionó la nueva reforma tributaria que buscará recaudar más de $15 billones desde 2023 a través de ajustes a los impuestos corporativos, mecanismos para luchar contra la evasión, ahorros estatales, entre otras medidas.

Esto después de uno de los más graves estallidos sociales en Colombia en años, en medio de la difícil situación económica que atravesó el país por el golpe de la pandemia que le llevó a perder el grado de inversión por parte de Fitch Rating y Standard & Poor’s.

Ver más: Empresarios colombianos proyectan aumento salarial del 4,10% para 2022

El miércoles pasado la agencia Moody’s mantuvo la calificación de Colombia en Baa2, lo que supone un escalón por encima del grado de inversión, y mejoró su perspectiva de negativa a estable.

Pero, ¿cómo están viendo los empresarios el panorama económico del país de cara al cierre de año? Bruce Mac Master abordó este punto y se refirió a otras coyunturas como el debate por los precios del acero, la producción industrial, los avances del plan de vacunación en el sector privado, entre otros.

Bloomberg Línea: ¿Qué sensaciones le deja la aprobación de la reforma tributaria en el país y qué pueden esperar los industriales?

Bruce Mac Master: Por un lado, nos deja la sensación de haber hecho lo correcto, de adoptar una actitud solidaria y responderle al país cuando más nos necesitaba. De modo que, con esta reforma, que todos sabemos que era indispensable, no se afectara los bolsillos de las familias, los pensionados y, en general, de los más vulnerables.

Por otro lado, quedamos con el compromiso de encontrar mecanismos, en el corto plazo, para entregarle mayores niveles de competitividad al sector empresarial, ya que hemos resultado impactados por las medidas que se aprobaron. Es evidente que las empresas tendrán que hacer un esfuerzo económico relevante para atender el incremento de la tarifa de renta, el cual esperamos que se atenúe por el retorno de la actividad económica a niveles prepandemia.

¿Analizan esta reforma como transitoria o la ven más estructural?, ¿fue lo mejor que se pudo lograr o considera que pudo haberse hecho algo más?

Definitivamente es una reforma transitoria, la cual se ajusta a las necesidades de la coyuntura. Es la reforma que se podía tramitar, puesto que recoge el consenso de la sociedad sobre las medidas de orden tributario y social que eran adecuadas en este momento. Los empresarios realizamos un importante esfuerzo al apoyar el incremento de la tarifa corporativa y limitar el descuento en renta del Impuesto de Industria y Comercio, con el fin de que se puedan atender programas sociales, tales como el Ingreso Solidario y el Programa de Apoyo al Empleo Formal.

En nuestra opinión, será importante revisar en próximos años la viabilidad de realizar una reforma estructural. En la propuesta que se presentó originalmente había unas muy buenas intenciones alrededor de muchos temas, pero no eran el objetivo de esta. Aún tenemos un montón de tareas de aquí en adelante, desde el punto de vista tributario, pero también desde el punto de vista de desarrollo.

Ver más: Gobierno colombiano hace historia al vender más de US$2.000 millones en un mes

Frente al incremento de los precios del acero de hasta el 45 % han manifestado que no hay desabastecimiento sino un inventario acumulado. ¿Qué está pasando?

La realidad es que no hay desabastecimiento. Las iniciaciones de vivienda en el país han crecido un 51 % en el período enero-agosto del 2021 vs. el año pasado, lo cual demuestra que hay disponibilidad de acero. De hecho, la oferta ha crecido un 55 % durante 2021 y desde agosto se observa acumulación de producto terminado en el mercado. Además, la producción nacional ha crecido un 48 % en el periodo enero-agosto de este año comparado 2020, mientras que las importaciones crecieron un 91 % en este periodo.

Es de resaltar que actualmente Colombia cuenta con una planta de producción que no tenía en años anteriores. Ternium puso en funcionamiento su planta en Palmar de Varela (Atlántico), la cual aumentó la capacidad del sector en un 33 % gracias a su capacidad de producir hasta 500.000 toneladas. Hay garantía de producto disponible.

Sobre los precios del acero, si bien se registró un aumento, esto obedeció a una coyuntura internacional. Sin embargo, hoy en día ya se están ajustando a la nueva realidad del mercado, con lo cual se ve un descenso sostenido a partir de junio. Se estima que en 2022 y 2023 los precios internacionales del acero retomen los niveles de 2018. Para 2022 se prevé una caída de 18 % en el precio internacional de las barras de acero. Por ejemplo, en Colombia, el precio de las barras de acero ha registrado un descenso del 7 % al comparar la cotización de septiembre del 2021 con la de julio.

¿Qué salidas ven para garantizar el suministro de acero y que no se genera un impacto en el sector de la construcción?

El suministro de acero está garantizado, por lo cual no existiría un impacto en el sector construcción. El nivel de inventarios de acero para concreto en el mes de agosto aumentó en un 17 % comparado con julio, ubicándose en 47 días, 7 días de cobertura por encima del promedio. Lo que indica que el mercado no presenta problemas de escasez o falta de disponibilidad. De ser necesario, se podría instalar una mesa técnica con todos los actores involucrados para analizar los supuestos casos de desabastecimiento para así darle una pronta solución. Lo importante es aclarar que no es un tema generalizado.

La capacidad instalada de la industria nacional es de 2,6 millones de toneladas, lo cual garantiza el abastecimiento del país. Esta fue reforzada con la puesta en funcionamiento de la nueva planta de Ternium en Palmar de Varela (Atlántico), cuyo objetivo han sido las importaciones con producto hecho en Colombia.

Invito nuevamente a apoyar a la industria nacional, la cual genera empleos estables, apoya familias y comunidades enteras en toda la cadena de valor. Es momento de confiar en los productos nacionales para lograr una reactivación solidaria.

Ver más: Los mayores riesgos que ven los CEO sudamericanos para sus negocios

¿Cómo avanza el programa de vacunación privado promulgado por la Andi y qué retos ha supuesto la escasez de vacunas?

A comienzos de julio comenzó la vacunación por parte de las empresas del sector privado a sus trabajadores, la tarea fue titánica y para octubre llevamos más de 1.295.000 dosis aplicadas contra el Covid-19, protegiendo la vida de muchas personas.

Estas dosis aplicadas es la materialización de un plan que unió a todos los sectores productivos, empresas grandes, medianas y pymes que aunaron sus esfuerzos para que de forma colaborativa se acelerará la vacunación y así enfrentáramos este gran desafío que nos implicó la pandemia.

Cabe recordar que las compañías (más de 2.900) que se aliaron a esta estrategia compraron más de 2 millones de dosis de la vacuna contra el Covid-19 para varios grupos de la población colombiana, priorizados por su vulnerabilidad y condición de riesgo.

De otra parte, el Índice de Producción Industrial aumentó en julio y ya hay muestras de recuperación en varios sectores. ¿Cuáles son las perspectivas para el cierre de año, son optimistas?

No hay la menor duda de que el país está avanzando en la necesaria reactivación para recuperar la economía luego de la pandemia. De acuerdo con el Dane, en julio del presente año el índice de Seguimiento a la Economía creció 14,3 % respecto al mes de julio de 2020 y el acumulado de los siete primeros meses del año 9,4% frente a igual periodo de 2020.

En el caso del Índice de Producción Industrial aumentó 13,5 % en julio, jalonado por el buen desempeño de la industria manufacturera que creció 20,1% y el suministro de electricidad y gas que aumentó 9,5% frente a igual mes de 2020.

Para el año completo se espera que se mantenga este buen desempeño y que la economía como un todo registre un crecimiento del PIB alrededor del 7,5%.

La industria manufacturera de Colombia fue clave para obtener este resultado. ¿Qué explica este comportamiento?

La industria manufacturera registró un desempeño muy favorable en todos los sectores, destacándose el crecimiento en otros tipos de equipos de transporte (47,1 %), confecciones (44,8 %), textiles (35,6 %), papel y cartón (34,7 %), aparatos y equipo eléctrico (33,7 %), caucho y plástico (23,7 %).

Los indicadores de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta que realiza la Andi con varios gremios del país, también registran un desempeño favorable de la manufactura en el presente año. En efecto, se observa un mejor dinamismo de los pedidos, y la situación de las empresas es mejor y las expectativas sobre el inmediato futuro hacen prever un mejor resto de año comparado con el año anterior.

En cambio, la explotación de minas y canteras no tuvo resultados tan alentadores...

En el primer semestre del 2021 el PIB del sector minero e hidrocarburos registra una caída del -5,1 % frente a igual periodo de 2020, explicado por una disminución del -10,2 % en la extracción de petróleo crudo y del - 6,5 % en la extracción de carbón. Este desempeño se explica principalmente por caídas significativas en las toneladas exportadas. En efecto, en los siete primeros meses del año las exportaciones en toneladas métricas de petróleo disminuyeron -21,5 % y las de carbón en -33,9 %.

Daniel Salazar Castellanos

Daniel Salazar Castellanos

Profesional en comunicaciones y periodista con énfasis en economía y finanzas. Becario de EFE en el programa de periodismo de economía de la Universidad Externado, Banco Santander y Universia. Exeditor de Negocios en Revista Dinero y en la Mesa América de la agencia española de noticias EFE.