PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

EE.UU. reabrirá fronteras terrestres con México y Canadá para viajeros vacunados

La medida entrará en vigor el mes que viene y llega luego de que el país anunciara su intención de permitir la entrada de pasajeros por vía aérea de una amplia franja de naciones, incluyendo ambas limítrofes.

El puente internacional Rainbow en la frontera canadiense.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Estados Unidos relajará el mes que viene las restricciones por el Covid-19 en sus fronteras terrestres con Canadá y México para los viajeros vacunados, lo que permitirá reanudar los viajes no esenciales como el turismo.

Los cambios, anunciados por miembros de la delegación del Congreso de Nueva York, se producen después de que la Casa Blanca anunciara previamente su intención de empezar a permitir la entrada en el país de pasajeros de aerolíneas procedentes de una amplia franja de países -incluidos Canadá, México y Europa- con una prueba de vacunación y un test de coronavirus a principios de noviembre.

PUBLICIDAD

Se espera que los cambios revitalicen los viajes internacionales antes de la temporada de vacaciones. El anuncio responde a las quejas de quienes viven en las comunidades fronterizas de que Estados Unidos estaba imponiendo normas diferentes para quienes viajan en avión que para quienes van en automóvil a ver a sus amigos y familiares.

“Esta reapertura será una buena noticia para innumerables negocios, proveedores médicos, familias y seres queridos que dependen de los viajes a través de la frontera norte”, dijo en un comunicado la senadora Kirsten Gillibrand, demócrata por Nueva York.

Ver más: ¿Quieres viajar por América Latina? Esta es la situación actual

PUBLICIDAD

La nueva política pondrá fin a las restricciones a los viajes no esenciales que se aplicaron por primera vez en marzo de 2020, aunque los estadounidenses no tenían restricciones para volver a sus casas. La nueva norma también se aplicará a los viajes transfronterizos en ferry.

Otros detalles de cómo funcionará el programa aún deben ser ultimados, según altos funcionarios de la administración que solicitaron el anonimato para adelantar los cambios en la política del Departamento de Seguridad Nacional.

Además de no haber fijado aún una fecha firme en noviembre para reanudar los viajes no esenciales, los funcionarios no han decidido aún cómo manejarán los casos de viajeros de México y Canadá que tengan dosis de vacunas de dos fabricantes diferentes. Y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) aún no han tomado una decisión definitiva sobre cómo tratar a los viajeros que recibieron la vacuna de AstraZeneca PLC, que aún no está aprobada en EE.UU. pero que se distribuyó tanto en México como en Canadá.

PUBLICIDAD

Estados Unidos espera anunciar esas decisiones pronto, dijeron los funcionarios. Pero a quienes crucen la frontera por tierra no se les exigirá que presenten una prueba negativa de coronavirus como deben hacer los viajeros por aire. Y aunque los agentes fronterizos pedirán a todos los viajeros que den fe de su estado de vacunación, a los viajeros que crucen la frontera en coche sólo se les exigirá la documentación durante los controles aleatorios.

El requisito de vacunación tampoco afectará inmediatamente a los que ya están autorizados a cruzar las fronteras terrestres para realizar viajes esenciales, incluidos los tratamientos médicos, los viajes al trabajo o a la escuela, o el comercio. Estas personas tendrán hasta enero antes de que el requisito de la vacuna les alcance, una disposición diseñada para permitir que los conductores de camiones y otros trabajadores esenciales tengan tiempo para vacunarse, dijeron los funcionarios estadounidenses.

Estados Unidos tampoco ha detallado qué documentación se requerirá para demostrar el estado de vacunación, ni ha dicho en qué difieren los procesos para quienes viajan por tierra y por aire.

PUBLICIDAD

Es probable que los cambios sean una buena noticia para las comunidades fronterizas que han sufrido un declive económico debido a las restricciones impuestas a los viajeros en sus desplazamientos internacionales. Las restricciones han afectado a los casinos y a los negocios libres de impuestos.

Ver más: Ofertas de empleo en EE.UU. disminuyen en agosto, por primera vez en el año

El congresista Brian Higgins, demócrata de Nueva York que representa la zona de las cataratas del Niágara, dijo que el cierre de la frontera entre Estados Unidos y Canadá era “absurdo e injustificable”.

PUBLICIDAD

Independencia de la política migratoria

“Durante meses hemos escuchado a los negocios que están sufriendo y a las familias angustiadas por la separación impuesta por el continuo cierre de la frontera”, dijo Higgins en un comunicado en el que celebraba los cambios.

Los cambios son independientes de la política de la administración utilizada para expulsar a los migrantes que cruzan la frontera ilegalmente. El cambio de política tampoco afectará a los estadounidenses que quieran viajar por carretera a Canadá o México. Canadá eliminó sus restricciones a los viajes no esenciales para los estadounidenses vacunados a finales del verano, y México no impuso restricciones legales a los pasajeros que entran desde el norte.

Ver más: Monitor Covid: Así avanza la vacunación y los casos en América Latina

PUBLICIDAD