Economía

Ministros de Economía del G-20 aprueban una revisión fiscal global

Establece un acuerdo que se aprobará en la cumbre de líderes de este mes.

La OCDE anunció que 136 países han dado su apoyo al cambio del impuesto corporativo global.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los ministros de Finanzas de las más grandes economías del mundo respaldaron un acuerdo global que revisa la forma en que los países gravan a las grandes empresas y que se someterá a la aprobación de los jefes de Estado en una cumbre que se celebrará a finales de este mes.

La declaración de apoyo de los ministros del Grupo de los 20 y de los gobernadores de los bancos centrales, tras una reunión celebrada el miércoles en Washington, se produjo cinco días después de que 136 gobiernos alcanzaran un acuerdo que resolvía las principales diferencias sobre el nivel de una tasa mínima global y el fin de los nuevos impuestos digitales que EE.UU. ha considerado discriminatorios.

“Este acuerdo establecerá un sistema fiscal internacional más estable y justo”, dijo el G-20 en su comunicado.

El acuerdo significa que los impuestos digitales nacionales (introducidos por algunos gobiernos, entre ellos los de Italia y Francia) se eliminarán en 2024, según el ministro de Economía italiano, Daniele Franco, cuyo país preside el G-20 este año.

El G-20 también afirmó en su declaración del miércoles que la recuperación económica mundial “sigue siendo muy divergente entre los países y dentro de ellos y está expuesta a riesgos a la baja, en particular la posible propagación de nuevas variantes del Covid-19 y los ritmos desiguales de vacunación”. Los países reafirmaron que utilizarán “todas las herramientas disponibles” para hacer frente a los efectos adversos de la pandemia.

Los ministros de finanzas y los banqueros centrales también señalaron la creciente preocupación por la inflación y afirmaron que las autoridades monetarias “están siguiendo de cerca la dinámica actual de los precios”.

“Actuarán según sea necesario para cumplir sus mandatos, incluida la estabilidad de precios, al tiempo que examinarán las presiones inflacionarias cuando sean transitorias y seguirán comprometidos con la comunicación clara de las posturas políticas”, dijo el G-20.

El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, que probablemente sucederá a Angela Merkel como canciller, dijo que es probable que la alta inflación remita y que el aumento de los precios se debe a las perturbaciones de la pandemia, la recuperación económica y el aumento de los costos del petróleo y el gas.

Normalización de los precios

“Todos los expertos nos dicen que en el próximo año volveremos a tener una normalización de la inflación de precios”, dijo Scholz el miércoles en una entrevista con Bloomberg Television en Washington.

El acuerdo fiscal, en el que se viene trabajando desde hace años, pretende poner fin a lo que la secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, denomina una “carrera a la baja” mundial entre países que atraen a las empresas con tipos impositivos cada vez más bajos. También pretende asignar de forma más equitativa los ingresos fiscales de las grandes empresas tecnológicas como Facebook Inc. y Google de Alphabet Inc. después de que algunas naciones impusieran sus propios impuestos digitales a dichas empresas.

Ver más: Presidente de COP26 dice que cumbre del G-20 es “momento decisivo” para el clima

El acuerdo respaldado por el G-20 incluye una tasa mínima del 15% para las empresas y los principales parámetros sobre la cantidad de beneficios de las cerca de 100 mayores multinacionales que tributarían en más países: el 25% de los beneficios por encima de un margen del 10%.

Se espera que los líderes del G-20 aprueben los planes en una cumbre en Roma a finales de octubre. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que ha presidido las conversaciones, aspira a que el convenio sea multilateral el año que viene y se aplique en 2023. Sin embargo, aún quedan varios obstáculos, como la ratificación por parte del Congreso de EE.UU.

Con la asistencia de Annmarie Hordern.