Mercados

Metales rumbo a récord, zinc sube mientras crisis energética golpea a la oferta

Los precios pueden permanecer elevados a medida que la crisis energética continúa afectando el mercado de metales

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los metales básicos repuntaron, liderados por el zinc, que se disparó a su nivel más alto desde 2007 después de que las fundiciones europeas se convirtieran en las víctimas más recientes de la crisis energética global que está desconectando el suministro y acumulando presión sobre los fabricantes.

El zinc subió un 6,9% en la Bolsa de Metales de Londres (LME) y un indicador de seis metales industriales se acercó a su máximo histórico. El aluminio, uno de los productos básicos con mayor consumo de energía, se encuentra en el nivel más alto desde 2008. El cobre rebotó a cerca de la marca de US$10,000 por tonelada, y los diferenciales apuntan a un mercado mucho más ajustado: los contratos de cobre al contado se negocian con la mayor prima sobre los futuros en casi una década a medida que se reducen los inventarios mundiales.

Los recortes en el suministro de metales se están extendiendo de China a Europa, ya que la escasez de energía eleva los costos de la electricidad y el gas natural, lo que amenaza con una mayor presión inflacionaria por el aumento de los precios de las materias primas. El último gran catalizador se produjo el miércoles cuando Nyrstar, uno de los mayores productores de zinc, dijo que reducirá la producción en tres fundiciones europeas hasta en 50% debido al aumento de los precios de la energía y los costos asociados con las emisiones de carbono.

Cotización del cobre

Hasta ahora, la crisis energética ha tenido un impacto enorme en la oferta, pero las preocupaciones sobre la demanda también están aumentando rápidamente a medida que los fabricantes enfrentan un aumento simultáneo de los precios de las materias primas en todos los ámbitos. El índice al contado de materias primas industriales CRB BLS de EE. UU. alcanzó un máximo histórico el miércoles, lo que refleja el aumento de los precios de productos básicos como pieles, sebo y restos de metales que no cotizan en las bolsas de futuros.

Ver más: La crisis energética mundial presiona el suministro de aluminio

Las tensiones son particularmente evidentes en China, donde los precios de fábrica aumentaron en septiembre al ritmo más rápido en casi 26 años. Es un aumento que podría extenderse fácilmente a otras economías dado el papel de la nación como el mayor exportador del mundo.

“Es el turno del zinc” para subir a medida que la crisis energética crea cierres a gran escala o recortes de producción en las fundiciones, dijo Jia Zheng, comerciante de Shanghai Dongwu Jiuying Investment Management Co. Las restricciones eléctricas también se están expandiendo a las principales provincias productoras de zinc de China, dijo. Algunas fundiciones chinas ya habían reducido las operaciones mientras lidiaban con una escasez de electricidad impulsada por los precios récord del carbón.

El zinc subió hasta un 6,9% a US$3.637,50 la tonelada, el nivel más alto desde julio de 2007, en la Bolsa de Metales de Londres, antes de cotizar a US$3.535,50 a las 11:50 am hora local. En Shanghái, los precios subieron un 7,1%, su límite diario, a 25.700 yuanes por tonelada.

Indice LMEX

Los precios pueden mantenerse elevados a medida que la crisis energética continúa afectando el mercado de metales, dijo el jueves la firma investigadora Shanghai Metals Market en una nota. Ya se esperaba que un superávit en el mercado mundial de zinc se redujera el próximo año antes de los últimos recortes, según el Grupo de Estudio Internacional de Plomo y Zinc.

“Si la producción se redujera durante un período prolongado, presumiblemente esto tendría un impacto masivo en el mercado del zinc, que sin duda estaría seriamente sub abastecido”, dijo Daniel Briesemman, analista de Commerzbank, en una nota enviada por correo electrónico. “La respuesta del precio ciertamente hace sentido en este contexto”.

El cobre también se disparó, al subir sus precios hasta 5% en Shanghái en medio de señales de aguda escasez en el suministro. El diferencial de efectivo a tres meses en Londres cotizaba con la mayor retracción desde 2012, a medida que los inventarios mundiales se desploman. Cinco de los seis contratos de metales básicos de la Bolsa de Metales de Londres muestran precios de futuros más bajos que los actuales, lo que indica una gran presión sobre la oferta al contado.

En los mercados ferrosos, los futuros del mineral de hierro se recuperaron después de caer durante los últimos dos días. El contrato en China todavía se dirige a una pérdida semanal de alrededor de 2%, ya que las nuevas restricciones en la producción de acero para principios del próximo año golpearán el consumo.

-Con la asistencia de Krystal Chia.