PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Petroprecios acorralan a Hacienda para aplicar estímulo récord a gasolina Magna

La gasolina Premium y el Diesel tendrán el estímulo fiscal al IEPS más alto desde la última semana de mayo de 2018.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Ciudad de México — La gasolina Magna no había tenido un estímulo fiscal tan alto desde que comenzó de lleno en el país la liberalización de los precios de los combustibles, el primero de enero de 2018.

El repunte en el precio del petróleo de las últimas semanas está acorralando a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para preservar el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador de “no más gasolinazos” y al mismo tiempo, aplicar estímulos fiscales que mantengan relativamente controlado el precio de los combustibles, aunque ello implique pérdida recaudatoria.

PUBLICIDAD

Como cada semana, Hacienda publicó el viernes en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los estímulos fiscales para la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de los combustibles, que estarán vigentes en la semana del 16 al 22 de octubre de 2021.

Miscelánea Fiscal: Facturas de gasolina y otras deducciones tendrán más control del SAT en 2022

Para esta semana, Hacienda aplicó a la gasolina Magna, la de mayor consumo en México, un estímulo fiscal de 82.47% a la cuota del IEPS, se trata de un porcentaje récord desde que entró de lleno en el país la política de liberalización de los precios de los combustibles.

PUBLICIDAD

Lo anterior quiere decir que, con el estímulo fiscal, en lugar de que los consumidores paguen la cuota completa del IEPS vigente en 2021, que es de 5.1148 pesos por litro, solo pagarán 0.8968 pesos por litro, es decir, 4.218 pesos menos por cada litro de Magna.

En el caso de la gasolina Premium y el Diésel, fueron combustibles que para esta semana tendrán un estímulo fiscal de 60.36% y 64.24%, respectivamente; se trata de los estímulos más altos desde la última semana de mayo de 2018 para ambos casos.

Ver más: Racha de Pemex en ventas de gasolina termina y cae 5,3% en agosto

PUBLICIDAD

Los mexicanos, cada que compran un litro de gasolina Magna y Premium, o Diésel (autotransporte), pagan dos impuestos: el IEPS y el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El IVA es fijo y tiene un valor de 16%, pero el IEPS federal puede ajustarse a la baja para amortiguar el alza que pueda haber durante el año del precio del petróleo y ayudar al bolsillo de los consumidores.

¿Por qué Hacienda eleva el estímulo fiscal al IEPS de gasolinas?

El estímulo récord a la Magna y los estímulos elevados para la Premium y Diésel se dan en una coyuntura de precios máximos del petróleo a nivel internacional y de un aumento en la demanda, dejando atrás el periodo de precios bajos registrados durante el confinamiento global de 2020 por la pandemia de Covid-19.

PUBLICIDAD

El precio de la Mezcla Mexicana de Exportación alcanzó un nivel de US$77.60 por barril el viernes 15 de octubre de 2021, lo que significa el nivel más alto desde el 3 de octubre de 2018.

Esto se explica por el comportamiento al alza de los precios de referencia. Bloomberg News reportó que el 14 de octubre de 2021 el precio del barril crudo Brent, usado como referencia mundial, superó los US$85 en Londres por primera vez desde 2018, lo que representó el último hito en una crisis energética global que ha visto dispararse los precios.

Los estímulos que aplica Hacienda están ayudando a que el alza en los precios internacionales de referencia no dispare el precio final de las gasolinas al consumidor, por lo que los mexicanos han estado comprando en octubre gasolina Magna en 20.2 pesos por litro en promedio a nivel nacional, mismo precio observado desde el primer trimestre del 2021.

PUBLICIDAD

El analista especializado en temas energéticos, Arturo Carranza, explicó que el aumento en el precio de los energéticos está vinculado a una rápida recuperación económica y a un desfase entre el incremento de la demanda y el suministro de energéticos, es decir, el incremento de la demanda ha sido más rápida que lo que la oferta y suministro pueda satisfacer.

Otros factores que están contribuyendo con la escalada en los petroprecios son el invierno en Europa, que hizo que la demanda de energía se incrementara, así como un verano particularmente caluroso, que no ha permitido que ciertos combustibles puedan almacenarse y puedan satisfacer el incremento de la demanda.

PUBLICIDAD

Esto quiere decir que los inventarios cada vez se están reduciendo y eso genera incertidumbre y mucha volatilidad, a lo que también se agrega el incremento en los fletes marítimos de combustibles, ya que el comercio marítimo ha aumentado y eso tiene un impacto en la importación de combustibles.

“Hay una preocupación real de que los precios se mantengan muy altos, había estimaciones de que el petróleo internacional cerraría en US$80 el barril, pero ahora hay la expectativa de que termine en US$90, y eso tiene presiones para todos los precios de los combustibles”, previó Carranza.

Ver más: A México todavía le quedan 20 años como consumidor de gasolina

PUBLICIDAD

El director de PetroIntelligence, Alejandro Montufar, dijo que Hacienda subió el estímulo fiscal a los combustibles por efecto del aumento en el precio internacional del petróleo. “El precio internacional subió mucho porque hay una presión en cuanto a la demanda, se está recuperando la demanda por muchos lugares y la oferta sigue restringida”.

Pérdida de recaudación

Arturo Carranza resaltó que, en medio de la escalada en los petroprecios, se observa un esfuerzo de Hacienda por implementar este mecanismo del estímulo fiscal del IEPS para tratar de mitigar este incremento con un cargo al erario.

Si bien otorgar estímulos fiscales puede ayudar a la economía popular, esto implica una renuncia recaudatoria a Hacienda.

Le puede interesar: Comisión de Hacienda revisa temas sensibles rumbo a debate de Ley de Ingresos 2022

PUBLICIDAD

Los datos más recientes de Hacienda y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) indican que entre enero y septiembre de 2021, el estímulo fiscal que se ha aplicado al IEPS de gasolinas y Diésel ha costado MXN$53.882 millones al erario, una cifra que es 15 veces más que el costo del estímulo en el lapso de referencia de 2020.

No obstante, el costo observado a septiembre se encuentra en línea con el costo fiscal del estímulo durante igual periodo de 2018, año en que también se presentaron repuntes en los petroprecios.

Originalmente, Hacienda había proyectado en su documento anual ‘Presupuesto de Gastos Fiscales’ que para 2021 se esperaba que el estímulo costara MXN$10.000 millones, pero en junio de 2021 actualizó ese estimado y ahora espera que el estímulo cierre el año con un costo total de MXN$76.019 millones. Para 2022 el costo del estímulo se proyecta en MXN$81.687 millones.

Zenyazen Flores

Zenyazen Flores

Periodista mexicana especializada en finanzas públicas y mercado laboral con más de 10 años de experiencia. Anteriormente colaboró en medios multiplataforma como son El Financiero Bloomberg y Grupo Milenio. Coautora del libro “Ayotzinapa. La Travesía de las Tortugas”.

PUBLICIDAD