PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Asia

China suspende partidos de los Celtics tras comentarios de Kanter a favor de Tíbet

La NBA es la liga deportiva estadounidense más popular en China y su negocio allí es ya una empresa multimillonaria. No es la primera vez que el país asiático toma determinaciones de esta naturaleza.

Kanter
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Las declaraciones del jugador de los Boston Celtics, Enes Kanter, a favor de Tíbet, han provocado una reacción de China hacia la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA por sus siglas en inglés). Ha retirado los partidos del equipo de las retransmisiones.

Desde el jueves por la mañana en Hong Kong, el gigante de Internet Tencent Holdings Ltd. retiró todas las retransmisiones en directo de los próximos partidos de los Celtics, dejando a los aficionados confundidos y preguntando en la sección de comentarios de su página de deportes. La NBA y su rama china no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios de Bloomberg News. Tencent tampoco respondió.

PUBLICIDAD

El jugador denunció al presidente Xi Jinping como un “dictador brutal” y criticó el dominio de China sobre el Tíbet en un mensaje que contenía un vídeo de casi tres minutos.

“¡Tíbet pertenece al pueblo tibetano!” escribió Kanter en el tuit. Con una camiseta negra con una imagen del Dalai Lama, Kanter dijo en el vídeo que no podía seguir “callando”. “Bajo el brutal dominio del gobierno chino, los derechos y libertades básicas del pueblo tibetano son inexistentes”.

Kanter estaba buscando “llamar la atención”, dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Wang Wenbin, en una rueda de prensa habitual en Pekín el jueves, sin mencionar a la NBA. “Damos la bienvenida a esos amigos con posturas objetivas a que visiten Tíbet, pero mientras tanto, nunca aceptaremos ningún tipo de desprestigio y ataques contra el progreso y el desarrollo de Tíbet”, añadió.

PUBLICIDAD

La NBA es la liga deportiva estadounidense más popular en China y su negocio allí es ya una empresa multimillonaria.

En 2019, un tuit del director general de los Houston Rockets, Daryl Morey, en apoyo de las protestas prodemocráticas en Hong Kong, provocó la reacción de aficionados chinos y de empresas patrocinadoras. La cadena estatal CCTV suspendió la emisión de los juegos de la NBA durante aproximadamente un año y Tencent, que acababa de firmar un acuerdo de US$1.500 millones para transmitir los partidos de la NBA en línea en China, detuvo el servicio durante aproximadamente una semana.

Kanter, quien es musulmán practicante, ha suscitado controversias internacionales en el pasado. En 2017, se emitió una orden de arresto contra él en Turquía, donde creció, después de que Kanter hiciera comentarios críticos de el presidente Recep Tayyip Erdogan.

PUBLICIDAD

Sus últimos comentarios sobre el Tíbet desataron la ira en Weibo, una de las mayores plataformas de redes sociales de China.

Publicaciones desaparecidas

Algunos usuarios dijeron que el jugador debería ser despedido y pidieron un boicot a la NBA. Pero al mediodía, hora de China, el debate sobre el incidente parecía haber sido censurado en la plataforma, ya que las búsquedas de “Kanter” en chino e inglés no arrojaban resultados. “Celtics” seguía dando resultados, pero las publicaciones sobre el episodio de Kanter, que antes también aparecían en las búsquedas relacionadas, desaparecieron de los resultados.

Un influencer chino, que tiene más de 614.000 seguidores en Weibo y publica regularmente sobre los Celtics, dijo que dejaría de comentar sobre el equipo.

PUBLICIDAD

“Boicoteamos decididamente cualquier comportamiento que perjudique la armonía étnica y la dignidad de la patria”, dijo la cuenta, que responde al nombre de “Weibo express de los Celtics”, en el post del jueves.

La tolerancia de China a las críticas del exterior ha disminuido significativamente bajo el mandato de Xi, y las empresas se encuentran regularmente en el punto de mira. El gigante sueco de la confección Hennes & Mauritz AB fue objeto de críticas a principios de este año por sus comentarios sobre las acusaciones de trabajo forzado en la industria del algodón en la polémica región de Xinjiang. Las consecuencias se extendieron también a Nike Inc. y las ventas de H&M se vieron afectadas, con sus tiendas eliminadas de las aplicaciones de mapas chinas.

Con la asistencia de Zheping Huang y Kim Bhasin.

PUBLICIDAD