PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

El 10,26% de créditos bancarios en Colombia tiene algún riesgo de incumplimiento

La cartera de los bancos es de $525,17 billones. El 89,17% de los créditos está calificado con A, o sea, su comportamiento es bueno y no hay riesgos latentes de impago.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Bogotá — La pandemia del Covid-19 generó muchos traumatismos en las finanzas no sólo de Colombia, sino en general de los hogares y de las empresas.

Para ajustar sus finanzas y poder seguir operando, tanto empresas como familias acudieron al crédito como una medida de emergencia ante la pérdida de empleos, o las restricciones de movilidad que estuvieron vigentes por gran parte del año anterior y que les impidieron a las empresas mantenerse activas.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la demanda de créditos sería una solución de corto plazo, pero de no existir alternativas de pago sería un dolor de cabeza en el mediano y largo plazo. Por ello el Gobierno en coordinación con la Superintendencia Financiero y las entidades bancarias diseñaron un mecanismo que permitiera mantener la salud del crédito en Colombia y a la vez permitir a los deudores reprogramar sus pagos ante las dificultades experimentadas por la pandemia. Se llamó Plan de Acompañamiento a Deudores.

Ver más: Sistema financiero colombiano gana 93% más hasta agosto

Durante el periodo que estuvo vigente el PAD, que terminó el pasado 31 de agosto tras dos prórrogas, benefició más de dos millones de clientes con carteras que ascienden a $37,4 billones.

PUBLICIDAD

¿Cómo está el riesgo de crédito?

De acuerdo con las cifras más recientes del sistema financiero, entregadas por la Superintendencia Financiera de Colombia, hasta agosto pasado los bancos en el país tenían una cartera de créditos de $525,17 billones.

La entidad con la mayor cartera de créditos es Bancolombia, con $139,9 billones. La segunda es Davivienda, con $85,8 billones y la tercera es Banco de Bogotá, con $64,2 billones.

Los créditos en Colombia se clasifican según los riesgos a los que se enfrentan. Las notas que reciben van de la A, los mejor calificados, a la E, los que presentan el mayor riesgo de impago.

PUBLICIDAD

En la categoría A, es decir, los créditos que están al día y que, además, no están expuestos a riesgos latentes que puedan suponer una posibilidad de incumplimiento sumaron hasta agosto $471,15 billones. Es decir, el 89,17% de los créditos está con la mejor nota.

Los créditos calificados en esta categoría reflejan una estructuración y atención apropiadas. Los estados financieros de los deudores o los flujos de caja del proyecto, así como la demás información crediticia, indican una capacidad de pago es adecuada, en términos del monto y origen de los ingresos con que cuentan los deudores para atender los pagos requeridos.

Un mes atrás, en julio de 2021, cuando la cartera total era de $520,09 billones, las obligaciones con calificación A eran por $464,78 billones, es decir, el 89,3% de la cartera total. Es decir, como proporción de la cartera era ligeramente mayor el porcentaje de créditos en A.

PUBLICIDAD

Ver más: Tasa de usura para octubre será del 25,62% en el sistema financiero colombiano

En diciembre de 2020, cuando apenas iniciaba la reactivación económica en Colombia, la cartera de los bancos sumaba $498,8 billones, la proporción de cartera con calificación A era del 87,7%, y era equivalente a $437,9 billones.

Al revisar la cartera riesgosa de exactamente un año atrás, en agoto del 2020, la proporción de cartera mejor calificada era de 90,8%, y era equivalente a $456 billones, de los $502 billones que componían la cartera total de los bancos.

PUBLICIDAD

Hay que tener presente que cuando los créditos se acogieron a los beneficios del PAD automáticamente hicieron parte de los créditos al día, por lo tanto, su clasificación mejoró. Las provisiones fueron las que aumentaron durante la vigencia del mecanismo.

En febrero, antes de que la pandemia apareciera en Colombia, los créditos de calificación de riesgo A era por $442 billones en una cartera total de $487 billones. Es decir, era del 90,7%.

PUBLICIDAD

¿Y los créditos riesgosos?

Las obligaciones contraídas con los bancos se clasifican según los riesgos a los que se enfrentan, entre mayor es el riesgo, más alejada de la A está su calificación.

En agosto de este año los riesgos calificados con B, es decir, aquellos que están aceptablemente atendidos y protegidos, pero que presentan debilidades que potencialmente pueden afectar, transitoria o permanentemente la capacidad del pago del deudor o los flujos de caja del proyecto, fueron por $16,6 billones, esto es, el 3,16% del total de la cartera.

Un mes atrás como proporción de la cartera, los calificados en B eran el 3,34% de todos los créditos bancarios, unos $17,4 billones, pero en diciembre pasado, eran equivalentes al 4,19%, y sumaban más de $20,9 billones.

PUBLICIDAD

Ver más: Agencias de viaje colombianas recibirían $22.000 millones en alivios a nómina

En agosto del 2020, en uno de los picos más complejos de la pandemia fueron de $14,01 billones y representaron el 2,79% del total, mientras que, en febrero del año pasado, antes de que se desatara la crisis, eran de $12,8 billones, y representaba el 2,63%.

Los créditos peor calificados

A los créditos más riesgosos se les asignan las calificaciones C, D y E. Los C, son aquellos que presentan insuficiencias en la capacidad de pago del deudor o en los flujos de caja del proyecto, que comprometen el normal recaudo de la obligación en los términos convenidos.

A los D, se les entiendo como los créditos que presentan insuficiencias en la capacidad de pago del deudor más elevadas que los calificados en C y que por lo mismo, comprometen el normal recaudo de la obligación en los términos convenidos. Finalmente, están los calificados en E, que son aquellos que se consideran irrecuperables por las entidades.

PUBLICIDAD

En agosto del 2020 la proporción de créditos calificados como C fue del 1,99%, sumaron $10,49 billones. Los de calificación D fueron el 2,31% y llegaron a $12,15 billones, mientras que los que se consideran irrecuperables, fueron de $14,73 billones y representaron el 2,80% de la cartera total.

Un mes antes, en julio, la cartera calificada en C era el 2,06% de la total, la D equivalía al 2,41% y la irrecuperable era del 2,79%.

Al final del 2020, la cartera calificada en C fue del 2,39% de la total, la que recibió una D como calificación era el 2,91% y la que los bancos establecieron como imposible de recuperar era igual al 2,70% de la total.

En agosto del 2020, en el pico del Covid-19 en Colombia, la cartera en C era el 1,71% de la total, la de calificación D era el 2,09% y la de calificación E era equivalente al 2,55%.

PUBLICIDAD

Ver más: Viene financiamiento sostenible para pequeños negocios en Colombia

Finalmente, los niveles prepandemia muestran que en febrero del 2020 los créditos bancarios calificados en la categoría C eran equivalentes al 1,69%, los créditos calificados con D eran iguales al 2,38% y los que se daban por perdidos representaban el 2,52% de la cartera total.

Aunque durante los meses de pandemia la cartera irrecuperable subió del 2,52% al 2,80% del total de créditos bancarios, es un impacto mínimo si se tiene en cuenta que el 2020 fue un año en el cual el desempleo alcanzó niveles cercanos al 20%, y la economía se contrajo por encima del 6,8%.

En noviembre la SuperFinanciera entregará el reporte del sistema financiero correspondiente a septiembre de este año, y se verá cuál fue el impacto en los créditos riesgosos y en los créditos vencidos, de la terminación del PAD, por ahora, lo que han dicho las entidades bancarias es que no se vio un mayor deterioro de los créditos.

Daniel Guerrero

Daniel Guerrero

Periodista y máster en comunicación política y estratégica. Especializado en periodismo económico. Anteriormente coordinador editorial de la agencia de noticias Primera Página y ex periodista macro en el diario Portafolio.

PUBLICIDAD