Negocios

La humeante misión de Juan Valdez para recuperar una pérdida de $25.855 millones

Con el confinamiento, las cadenas de café afrontaron el desafío de mantener su operación mientras las tiendas permanecían cerradas; no obstante, las inversiones en canales digitales les han permitido soportar la embestida justo cuando ya se detecta un aumento en el consumo global de ese producto.

Camila Escobar, presidenta de Procafecol, la compañía que opera las tiendas Juan Valdez, compartió con Bloomberg Línea el manual de cómo sobrevivió la emblemática cadena de cafeterías colombiana a la pandemia, un detonante para la adopción digital y la transformación de los negocios.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bogotá — Con la declaración del confinamiento, la cadenas de café afrontaron el desafío de mantener su operación mientras las tiendas permanecían cerradas; no obstante, las inversiones en canales digitales les han permitido soportar la embestida en un momento en el que por fortuna sigue aumentado el consumo global de ese producto.

Camila Escobar, presidenta de Procafecol, la compañía que opera las tiendas Juan Valdez, compartió con Bloomberg Línea el manual de cómo sobrevivió la emblemática cadena de cafeterías colombiana a la pandemia, un detonante para esa adopción digital y la transformación de los negocios.

En 2020, la compañía afrontó los cierres por la pandemia y al finalizar el año reportó pérdidas de $25.855 millones, que contrastaron con las ganancias obtenidas en el 2019 de $4.119 millones.

Ya al cierre del primer trimestre, la empresa registró una ganancia por actividades de operación de $462 millones, superando las expectativas que se tenían para el cierre del año pasado, aunque aún siguen siendo bajas.

Si bien los ingresos operacionales acumulados alcanzaron los $79.010 millones en el primer trimestre del año, estos están por debajo de los $81.064 del mismo período de 2020 reportados por Procafecol, cuyo 99,96 % de los accionistas son nacionales y el 0,04 % extranjeros.

Ver más: ADN de las empresas colombianas: ¿cuáles quedan 100 % locales?

El fuerte aumento del consumo de café en el mundo, proyectado en 165 millones de sacos en 2021, podría beneficiar la actividad de las marcas que venden este producto globalmente para consolidar su recuperación tras la crisis.

Escobar dijo que en medio de la crisis una de las claves fue el haber aplicado el “liderazgo humano, consciente y empático”, así como profundizar en aquellas habilidades blandas que “generan realmente conexiones” y “permiten sacar lo mejor de las personas en momentos tan difíciles”.

La segunda estrategia que compartió a los líderes es ser flexibles y ajustarse al cambio. “Normalmente en estos momentos difíciles lo planeado no es lo que resulta, y esa habilidad de ser resilientes y de ser flexibles es lo que más necesitamos”, añadió.

Ver más: Fuerte aumento del consumo de café en el mundo inquieta a Colombia

Su tercer consejo tiene que ver con desarrollar una “doble visión” en los negocios, que se refiere a la cualidad de “ver el hoy y el futuro con la misma importancia, lo que es absolutamente clave” en este escenario de crisis.

Al cierre del primer trimestre de 2021, la cadena de cafeterías Juan Valdez contaba con 259 tiendas en Colombia y 133 puntos en 13 países. Se estima que en sus tiendas se vendieron 7.200 tintos diarios en promedio (como se le conoce al café puro en Colombia) y 15 bebidas diarias a base de espresso.

“Al enfrentarnos a la crisis en marzo de 2020 lo primero que tuvimos en cuenta fue la salud de nuestros colaboradores, de nuestros clientes, de nuestra gente en general e incluso antes de los mandatos de los Gobiernos tomamos decisiones de aislamiento que podían no favorecer a nuestro negocio económicamente en ese momento”, recordó la empresaria sobre el inicio de la pandemia.

No obstante, destaca que en el caso de Juan Valdez se ajustaron rápidamente, lograron mantener la productividad, la eficiencia y las conexiones humanas a pesar de estar trabajando a través de una pantalla.

Ver más: Medioambiente no da tregua y agrava déficit de café prémium

En cuanto a las nuevas dinámicas del trabajo, considera que una vez pase la crisis “la flexibilidad se va a quedar”, en tanto que habrá la “posibilidad de tener lo mejor de los dos mundos”: el mundo presencial para seguir fomentando y alimentando conexiones y el mundo virtual para generar balance.

También percibe cambios en la relación con los clientes, quienes cada vez más se relacionan con la marca por medio de sus canales digitales y su e-commerce, aunque destaca la “confianza que se ha generado” y que han logrado mantener “a pesar de la distancia”.

“Esto lo vimos cuando nuestros clientes nos recibieron en sus casas cuando no pudieron ir a nuestras tiendas, y hoy en día nos han demostrado que cuando pueden ir a una tienda Juan Valdez la siguen valorando, y siguen eligiendo la presencialidad”, apuntó.

En julio, Colombia registró una producción de 1,2 millones de sacos, 8 % menos frente a los 1,3 millones producidos en el mismo mes de 2020.

“En cuanto a las exportaciones de café de Colombia, en julio siguieron recuperando el terreno perdido por la pandemia y los bloqueos y crecieron 9 %, a 1,2 millones de sacos de 60 kg de café verde, frente a los 1,1 millones exportados en el mismo mes de 2020″, informó la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (FNC).

¿En qué cambiarán las organizaciones en los próximos años?

Bloomberg Línea consultó a Camila Escobar sobre cuál es su visión sobre las organizaciones en 5 o 10 años tras afrontar experiencias tan radicales como la pandemia y el confinamiento. Estas son sus previsiones:

· Definitivamente habrá organizaciones ágiles en entender las oportunidades, generar planes para capturarlas y poder ejecutarlas “equivocándose y ajustándose de manera rápida y ágil”.

· Eso tiene unas implicaciones sobre estructuras organizacionales, sobre formas de trabajar, pero en el fondo se trata de agilidad.

· La flexibilidad y la agilidad se convierten en elementos claves para afrontar los diferentes retos que afrontarán como compañías.

· Las empresas deben entender la importancia de incluir la sostenibilidad como el eje central de su modelo de negocio. Juan Valdez, por ejemplo, logró la certificación como Empresa B que “ratifica ese compromiso”.

Ver más: Convierta a Bloomberg Línea Colombia en su fuente de noticias