PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Negocios

Hidroituango cumple hito para su entrada en operación: ¿qué avance registra?

Las previsiones apuntan a que en junio del 2022 ya esté la primera turbina funcionando y la segunda en noviembre de ese año.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — La hidroeléctrica colombiana Hidroituango avanzó en la instalación de los cables de potencia que son esenciales para el transporte de la energía desde los transformadores ubicados en la casa de máquinas hasta la subestación a 500 kilovoltios (kV), informó este jueves Empresas Públicas de Medellín (EPM).

Esta actividad se podría prolongar durante el último trimestre del año para dejar listos los primeros circuitos que aseguran el transporte de energía.

PUBLICIDAD

EPM recordó que en 2018 “cuando se presentó la contingencia, ya se tenían 10 de estos cables instalados y listos para su funcionamiento”, pero por “efecto del paso del agua por la casa de máquinas tuvieron que ser retirados, estabilizar y adecuar la zona, fabricar de nuevo los cables y trasladarlos hasta el sitio de obras principales para su montaje. Labor que se cumple hoy”.

La nueva central tendrá 8 unidades de generación de energía, de 300 megavatios (MW) de potencia cada una, para un total de 2.400 MW en su máximo funcionamiento, con lo cual aportará el 17 % de energía que requiere el país.

—  EPM

Ver más: Empresas de Argentina, México y China se fijan en la joya energética colombiana

“Con un diámetro de 13,3 centímetros, el reto para su normal desarrollo se presenta en la longitud y peso de cada uno de estos cables, ya que pueden llegar a medir 600 metros cada uno y solo un metro de este llega a pesar hasta 16 kilos, (10 toneladas por cable aproximadamente)”, precisó.

PUBLICIDAD

Según la empresa, el posicionamiento de estos cables, fabricados por la empresa alemana Südkabel GmbH y que tienen el máximo nivel de voltaje que se puede transportar comercialmente en un conductor de este tipo, se tarda entre 2 y 5 días.

El proceso “se realiza a través de un sistema de frenos y rodillos los cuales deben tener un funcionamiento muy preciso para evitar que el cable se descarrile o se descuelgue sin poder maniobrarlo”.

En la primera etapa de esta actividad, que se desarrolla en la actualidad, se instalan 13 cables en la zona norte de la casa de máquinas para la puesta en operación de lo que serán las primeras cuatro unidades de generación de energía.

—  EPM

Ver más: EPM sí quiere comprar el 52,88% de Hidroituango y evalúa cómo pagarlo

PUBLICIDAD

EPM indicó además que la obra “ya tiene un avance constructivo del 85,3%, con obras civiles en varios puntos, especialmente en los amarres de hierro y vaciados en concreto en las diferentes lozas”, en tanto que continúa el arribo de más virolas para lo que serán las unidades 3 y 4 de generación de energía.

Asimismo, se desarrolla “el montaje de equipos electromecánicos en la casa de máquinas, entre ellos los tubos de aspiración, anillos estacionarios y las cámaras espirales de las unidades de generación de energía 1 y 2, las primeras que entrarán a operar”.

Luego de haberse superado la contingencia, las previsiones apuntan a que en junio del 2022 ya esté la primera turbina funcionando y la segunda en noviembre de ese año si se cumple con el cronograma.

En los próximos días, agregó la empresa, “las cuadrillas se concentrarán en el montaje de más equipos electromecánicos que componen las unidades de generación (estator, rotor y turbina) e iniciarán los blindajes de los pozos de presión o verticales de las unidades 1 y 2 que son unas estructuras que ya tienen un revestimiento en concreto”.

PUBLICIDAD