PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Negocios

Apuesta de US$4.000 millones impulsa carrera para el próximo ‘Squid Game’ de Corea del Sur

El sector de entretenimiento se está convirtiendo en un componente creciente de la economía de la nación y ofrece fuertes retornos de acciones.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Cuando Parasite de Corea del Sur ganó el premio a la mejor película en los Premios de la Academia 2020, una mujer llamada Miky Lee subió al escenario para aceptar el galardón.

Lee, la productora ejecutiva de la película, es parte de la familia detrás de CJ Group, un conglomerado con intereses desde la comida hasta el entretenimiento. Durante más de dos décadas, había invertido en la cultura pop del país.

PUBLICIDAD

Ahora, a medida que el contenido surcoreano explota en la escena global con la serie de televisión Squid Game convirtiéndose en una sensación de Netflix, la banda de chicos BTS logrando el estrellato mundial y Parasite ganando cuatro premios Oscar, los Lee están aumentando sus apuestas.

La unidad de entretenimiento de CJ Group está considerando comprar una participación en SM Entertainment Co., una importante compañía y agencia de producción de K-pop, según un documento presentado el mes pasado. Planea gastar más de US$4.000 millones en producción de contenido durante los próximos cinco años.

Al igual que CJ Group, otras grandes empresas surcoreanas están invirtiendo cada vez más en el negocio. El sector se está convirtiendo en un componente creciente de la economía de la nación y ofrece fuertes retornos de acciones.

PUBLICIDAD

Las empresas están “saltando a la industria”, dijo Park Ju-Gun, director de la firma de investigación corporativa Leaders Index en Seúl. El entretenimiento está emergiendo como una nueva área de crecimiento, dijo.

Plataformas como YouTube y servicios de transmisión como Netflix han contribuido al aumento de la popularidad del contenido coreano. Las tomas distópicas y satíricas de la desigualdad social en Squid Game y Parasite han resonado en el público global, mientras que bandas de K-pop como BTS han deslumbrado a los fans con música pegadiza, buena apariencia y coreografías complejas.

Las exportaciones de contenido de Corea del Sur aumentaron un 6,3% a US$10.800 millones el año pasado, según un informe del Ministerio de Comercio y la Agencia de Contenido Creativo de Corea, un organismo gubernamental que supervisa la industria del contenido. Las exportaciones culturales han superado a otras áreas clave, como productos agrícolas, cosméticos y electrodomésticos.

PUBLICIDAD
Exportaciones de Corea del Sur

Las empresas del país han aprovechado de la tendencia.

Kakao Entertainment Corp., una subsidiaria del gigante de la mensajería Kakao Corp., la compañía de juegos Netmarble Corp. y Celltrion Entertainment Co., propiedad del fundador de la firma biofarmacéutica Celltrion Inc., Seo Jung-jin, han impulsado la inversión en entretenimiento, comprando empresas de gestión de talento, produciendo películas y series de televisión, y trabajando con artistas como BTS.

La difusión de la cultura pop coreana también está creando oportunidades para los inversores en acciones.

PUBLICIDAD

CJ ENM Co., la unidad de entretenimiento de CJ Group, ha aumentado un 19% este año, ayudado por la noticia de que está considerando comprar acciones de SM Entertainment y por el optimismo sobre el potencial de crecimiento de una plataforma de transmisión local en la que tiene la mayor participación. SM Entertainment en sí ha subido un 170%, mientras que las empresas de K-pop JYP Entertainment Corp. y YG Entertainment Inc., han subido más del 38% cada una.

Hybe Co., la gestora de BTS que cuenta con Netmarble, de Bang Jun-hyuk, como su segundo mayor propietario, se ha duplicado con creces al adquirir el grupo mediático estadounidense que está detrás de Justin Bieber y Ariana Grande y ha dicho que se está asociando con el mayor operador de criptointercambio del país para vender tokens no fungibles relacionados con BTS.

A pesar del crecimiento, la industria del entretenimiento de Corea del Sur sigue siendo pequeña en relación con sus pares globales. Los ingresos en el mercado de contenido, que abarca música, juegos y películas, se situaron en US$61.000 millones en Corea del Sur en 2019, en comparación con US$874.000 millones en EE.UU. y US$351.000 millones en China, según un informe de enero de la Agencia de Contenido Creativo de Corea. El valor de mercado de CJ ENM es de alrededor de US$3.000 millones, muy por debajo de los más de US$300.000 millones de Netflix Inc.

PUBLICIDAD

El Grupo CJ, que ahora es uno de los líderes de la industria del entretenimiento en Corea del Sur, fue fundado por el fundador de Samsung, Lee Byung-chull, en 1953, como refinería de azúcar. Se separó de Samsung en 1993. Dos años más tarde, se aventuró en el mundo del entretenimiento cuando invirtió US$300 millones en la compra de una participación en el estudio cinematográfico estadounidense conocido entonces como DreamWorks SKG.

CJ ENM, establecida en 2011, también produjo la película de ciencia ficción de 2013 Snowpiercer. Dos de sus programas de televisión, I-Land, un reality show de supervivencia para aprendices de bandas de chicos y la serie de dramas coreanos It’s Okay to Not Be Okay, fueron nominados recientemente para los Premios Emmy Internacionales 2021. La firma dijo en mayo que invertirá más de 5 billones de wones (US$4.200 millones) en la producción de contenido durante los próximos cinco años.

PUBLICIDAD

El tiempo dirá si el auge de la cultura pop coreana será sostenible y si las inversiones en el sector resultarán acertadas.

La demanda se centra en un número selecto de estrellas y piezas de contenido, señaló la Fundación Coreana para el Intercambio Cultural Internacional, una organización sin fines de lucro dependiente del Ministerio de Comercio del país, en un informe de agosto sobre las tendencias culturales coreanas. Ningún talento nuevo ha entrado en las filas de los cinco actos de K-pop más populares en los últimos tres años, dijo.

Pero para Park, de Leaders Index, no es probable que el atractivo de los productos culturales surcoreanos disminuya pronto. Afirma que empresas de otros sectores entrarán cada vez más en el negocio, ayudando a crear nuevos contenidos. Netflix, por su parte, está haciendo una apuesta similar. Tiene previsto invertir US$500 millones en contenidos surcoreanos este año, después de gastar US$700 millones en total hasta 2020.

PUBLICIDAD

“El sólido crecimiento de la industria del entretenimiento continuará”, dijo Park.

--Con la ayuda de Jiyeun Lee.

PUBLICIDAD