Mercados

Las OPIs globales superan US$600.000 millones en el mejor año de la historia

Destacan el fabricante de camiones eléctricos Rivian, con US$12.000 millones en Nueva York; la mayor de Asia fue la OPI de China Telecom por US$8.400 millones en agosto; mientras que el la polaca InPost SA fue primera en Europa por US$3.200 millones).

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Las ofertas públicas iniciales a nivel mundial han batido su récord anterior este año, impulsadas por el auge de las operaciones de cheque en blanco y las empresas que aprovechan las altas valoraciones.

A falta de seis semanas de 2021, unas 2.850 empresas y sociedades de adquisición con fines especiales (SPACs) han recaudado más de US$600.000 millones en OPIs, dejando atrás los récords de número de operaciones y recaudación alcanzados en 2007, según datos recopilados por Bloomberg.

A la cabeza se encuentra la empresa de camiones eléctricos Rivian Automotive Inc. que recaudó casi US$12.000 millones en Nueva York este mes. La mayor de Asia fue la OPI de China Telecom Corp. de 54.000 millones de yuanes (US$8.400 millones) en agosto, mientras que el proveedor polaco de paquetería InPost SA se hizo con el primer puesto en Europa con su cotización en Ámsterdam de 2.800 millones de euros (US$3.200 millones) en enero.

Estas empresas aprovecharon los precios récord de las acciones, ya que el apoyo de los bancos centrales mantuvo a los inversores con grandes flujos de efectivo. Y la recuperación económica de la pandemia, junto con las medidas de estímulo, ayudaron a impulsar las utilidades de las empresas.

Sin embargo, no todo ha sido miel sobre hojuelas. El escrutinio regulatorio ha enfriado la moda de las SPAC, que alcanzó su punto álgido a principios de este año. Las medidas de represión de China contra las empresas tecnológicas durante el verano han conmocionado a los mercados mundiales, deteniendo la oleada récord de cotizaciones chinas en Estados Unidos y ensombreciendo el mercado de OPI de Hong Kong.

“Estamos pasando de un mercado perfecto para las OPI, con mucha liquidez y buenas operaciones, a un entorno más normal”, en el que los inversores son más selectivos, dijo Gareth McCartney, codirector mundial de mercados de capital de UBS Group AG.

También lee: Casa Mazatlán dará nueva fuerza a las OPI en México

Alturas vertiginosas

El frenesí de operaciones minoritarias que ha llevado a los mercados bursátiles a una montaña rusa este año, junto con el apetito de los inversores por los sectores de moda, ha impulsado algunas subidas vertiginosas después de la cotización. Rivian, que aún no ha generado ingresos, se duplicó con creces en sus primeras sesiones, superando brevemente a Volkswagen AG en valor de mercado, mientras que la coreana SK Bioscience Co. se disparó un 160% en su debut.

Estas ganancias desmesuradas han avivado los temores de una burbuja. El índice S&P 500 cotiza a más de 21 veces los beneficios previstos para el próximo año, muy por encima de su media de 10 años. Las acciones están cerca de su nivel más caro desde la burbuja de las puntocom del año 2000.

“A medida que se reducen los programas de estímulo monetario, y si el crecimiento mundial se desacelera bruscamente, los mercados podrían estar abocados a una corrección”, dijo Susannah Streeter, analista senior de Hargreaves Lansdown Plc. “Las empresas sobrevaloradas sentirán el dolor mucho más rápido que otras”.

Con los pies en la tierra

Los gestores de fondos se han vuelto más selectivos en medio de la saturación de operaciones y muchos han visto disiparse las primeras ganancias. El rival de TikTok, Kuaishou Technology, es una de las OPIs más difíciles de 2021, con una caída del 16% por debajo de su precio de cotización después de que las acciones se triplicaran inicialmente. Las salidas a bolsa de 2021 en EE.UU. y Europa están ahora, en promedio, por debajo de los índices de referencia de la renta variable regional.

Algunas OPIs han decepcionado desde el principio. Entre los fracasos de debut más destacados se encuentran la caída del 27% de la matriz del proveedor indio de pagos digitales Paytm la semana pasada, la caída del 26% de la empresa británica de reparto de comida Deliveroo Plc y la caída del 11% de la aseguradora estadounidense Oscar Health Inc. en marzo.

Sobre todo en la segunda mitad del año, se han acumulado las salidas a bolsa frustradas, entre ellas las de la empresa inmobiliaria de atención sanitaria Icade Sante SAS en Francia, la de la firma de software de inversión Allvue Systems Holdings Inc. en EE.UU. y la de Novotech Health en Hong Kong.

Aunque algunos han aplazado sus planes de salida a bolsa hasta 2022, se acumulan los riesgos para los mercados mundiales de renta variable, como el aumento de la inflación que podría provocar un endurecimiento de las políticas monetarias. Las alzas de los tipos de interés podrían obstaculizar el crecimiento económico y frenar el impulso de los beneficios.

“Los mercados van a enfrentarse a un entorno más normalizado en 2022″, dijo William Smiley, codirector de ECM de Goldman Sachs Group Inc. en Asia (sin incluir Japón). “Las expectativas de una mayor inflación van a suponer un reto para los activos de riesgo y, en particular, para la renta variable”.

Los nubarrones de las SPAC se acumulan

Las perspectivas para las SPAC también son turbias. Alcanzaron un máximo histórico de US$159.000 millones este año, pero se frenaron drásticamente a partir de abril. Los reguladores de Estados Unidos, por mucho el mayor mercado, están tomando medidas drásticas sobre las prácticas contables, al tiempo que prometen una supervisión más estricta.

“El fervor de las SPAC se ha calmado y eso es bueno para la salud del mercado, ya que la emisión está ahora en un nivel más sostenible a nivel mundial”, dijo James Palmer, jefe de ECM de Bank of America Corp. en Europa, Oriente Medio y África.