EE.UU.

Llegada de turismo espacial impulsa normas de EE.UU. para inevitables percances

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte propuso crear un marco formal para su autoridad y responsabilidades en caso de que un lanzamiento espacial civil resulte en un percance.

Virgin Galactic
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Los investigadores de accidentes estadounidenses que se preparan para el rápido crecimiento del turismo espacial, impulsado sobre todo por operadores como Virgin Galactic y Blue Origin, están formalizando las normas para investigar los accidentes.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB por sus siglas en inglés) publicó el martes una propuesta de reglamento que crearía un marco formal para su autoridad y responsabilidades en caso de que un lanzamiento espacial civil resulte en un percance.

“Cuando la NTSB llevó a cabo su primera investigación sobre el espacio comercial a principios de la década de 1990, este sector estaba en sus inicios”, dijo la presidenta de la NTSB, Jennifer Homendy, en un comunicado de prensa.

Ver más: Blue Origin pierde impugnación por contrato de aterrizaje lunar otorgado a SpaceX

“Como las operaciones espaciales comerciales se han expandido exponencialmente desde entonces, es cada vez más importante que, cuando se produzca un accidente o incidente, quede muy claro para los operadores espaciales comerciales y las partes interesadas del sector cuáles son los procedimientos establecidos para garantizar la integridad de nuestra investigación de seguridad”, añadió Homendy.

Este año, el propietario de Virgin Galactic, Richard Branson, y el fundador de Blue Origin, Jeff Bezos, han viajado al borde del espacio en vehículos diseñados por sus empresas. Entre los pasajeros ha estado el actor de Star Trek William Shatner.

Ver más: Acciones de Virgin Galactic caen luego de retrasar su primer vuelo comercial

SpaceX, fundada por Elon Musk, también ha llevado a civiles al espacio, poniendo en órbita a una tripulación de cuatro personas.

La supervisión de la NTSB solo se aplica a esas operaciones civiles. Los vuelos espaciales de la NASA y el ejército seguirían teniendo una supervisión de investigación separada.

La propuesta de la NTSB le daría autoridad para dirigir las investigaciones de accidentes espaciales civiles, y establecería normas sobre cuándo los operadores deben notificar los percances y los requisitos para preservar los restos y los registros.

La normativa codificaría el papel actual de la NTSB. Ha investigado varios incidentes y accidentes, como el accidente de 2014 de un vuelo de prueba de Virgin Galactic en el que murió un piloto.

El público puede comentar la propuesta hasta el 18 de enero.

Ver más: Amazon busca otros 4.538 satélites para desafiar a SpaceX, de Musk