PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Negocios

Pemex almacena combustible con empresas privadas pese a impulso de soberanía energética

Pese al impulso de una política de autosuficiencia, la petrolera estatal hoy utiliza infraestructura privada para guardar combustible en el país.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — Petróleos Mexicanos (Pemex) almacena combustible con empresas privadas en México, a pesar de la política de autosuficiencia en combustibles líquidos que promueve el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

La compañía estatal utiliza los servicios de tres firmas privadas con infraestructura en la región del Bajío y Península de Yucatán, de acuerdo con un reporte del servicio de información energética OPIS, de la consultora IHS Markit.

PUBLICIDAD

En San José Iturbide, Guanajuato, la terminal desarrollada por Grupo Simsa con una capacidad de 630.000 barriles, tiene como clientes a los gigantes privados ExxonMobil, Shell y la misma Pemex.

Otro caso es la terminal de la empresa Olstor Service en Jalisco, donde la española Repsol, Pemex y Akron almacenan combustible con capacidad para 300.000 barriles.

Incluso Pemex es el único cliente de la terminal de la empresa Hidrosur en Progreso, Yucatán, que tiene capacidad para 460.000 barriles de petrolíferos.

PUBLICIDAD

“El acceso a almacenamiento de combustible ha sido un habilitador clave para que las compañías importen combustible. Las importaciones de Koch Industries, Glencore, Exxonmobil, Marathon Petroleum y Valero han crecido junto con el acceso a infraestructura”, detalla el reporte de OPIS.

La reforma energética del expresidente Enrique Peña Nieto, aprobada en diciembre de 2013, abrió el sector de petrolíferos a la iniciativa privada para competir con Pemex, la cual ha perdido 36% de su volumen de ventas de 2016 a 2021.

Pero la administración de López Obrador intenta fortalecer a Pemex, mientras el regulador con funcionarios cercanos al Gobierno estableció una sequía en la entrega de permisos de combustibles al sector privado. La Secretaría de Energía por su lado redujo en 95% los permisos de importación de petrolíferos, mientras rehabilita las seis refinerías y construye una en Tabasco, Villahermosa, el estado natal del presidente.

PUBLICIDAD

Ver más: CRE detiene US$100 millones en inversiones con sequía de permisos gasolineros

El Gobierno también ha sido flexible. En diciembre de 2019, la Sener redujo las obligaciones de las compañías privadas y Pemex en materia de almacenamiento de combustibles, con menores días de inventarios mínimos hacia 2025.

Medios locales han reportado que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha clausurado terminales como la de Monterra Energy, del fondo estadounidense KKR. También ha auditado terminales ferroviarias en medio de una lucha para controlar el contrabando de combustible que han afectado a empresas como Total, Repsol y Marathon.

PUBLICIDAD

Lee más: Gobierno mexicano suspende permisos de importación a Trafigura

Pemex es el mayor jugador en el mercado de petrolíferos: cuenta con 77 terminales de almacenamiento y reparto con una capacidad de 11 millones de barriles.

En su plan de negocios de 2019-2023, la petrolera mexicana planteó la construcción de la terminal de almacenamiento y despacho Proyecto Tolteca en Tula, Hidalgo con una capacidad de 700.000 barriles, donde el expresidente panista Felipe Calderón intentó sin éxito construir la Refinería Bicentenario, proyecto que canceló el gobierno de Enrique Peña Nieto.

PUBLICIDAD

Bloomberg Línea consultó a Pemex su postura sobre el tema, pero hasta la publicación de esta historia no obtuvo respuesta.

Te puede interesar:

Arturo  Solís

Arturo Solís

Soy periodista mexicano con más de 7 años de experiencia, especializado en energía y negocios. Trabajé como reportero y coeditor para Forbes México. Estudié Comunicación y Periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

PUBLICIDAD