PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mundo

Biden incluye a Taiwán entre los 110 invitados a la Cumbre de la Democracia

La inclusión de Taiwán pretende mostrar solidaridad con un socio regional clave pero corre el riesgo de enfadar a China.

Taiwan
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — El gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, incluyó a Taiwán entre los 110 invitados a su próxima cumbre sobre la democracia, según anunció el martes por la noche el Departamento de Estado, una medida que pretende mostrar solidaridad con un socio regional clave pero que corre el riesgo de enfadar a China.

Taiwán fue invitado a unirse a otros países, entre ellos el Reino Unido y Japón, en la cumbre virtual que se celebrará en los días 9 y 10 de diciembre, según informó el Departamento de Estado estadounidense en su página web el martes. La reunión en línea es un evento que Biden se comprometió a organizar cuando era candidato a la presidencia el año pasado, con el objetivo de reunir a los países de ideas afines en torno a los esfuerzos para luchar contra la corrupción y el autoritarismo y promover los derechos humanos.

PUBLICIDAD

La lista final deja fuera a varios socios ostensibles de Estados Unidos, como Turquía, miembro de la OTAN, lo que subraya el reto al que se ha enfrentado la administración a la hora de decidir la lista de los invitados.

La inclusión de Taiwán puede ser la decisión más controvertida que ha tomado la administración sobre la cumbre, a pesar de que la isla tiene una de las democracias más vibrantes y libres de Asia. Esto se debe a que sólo un puñado de naciones, Estados Unidos no está entre ellas, la reconocen como soberana.

Ver más: Biden dice luego de cumbre con Xi que Taiwán “toma sus propias decisiones”

PUBLICIDAD

China ha atacado a las naciones, empresas y organizaciones internacionales que tratan a la isla como una entidad independiente. Recientemente, Pekín redujo los lazos con el gobierno de Lituania después de que Taiwán abriera una oficina diplomática en la nación báltica.

“China se opone firmemente a la invitación de Estados Unidos a las autoridades de Taiwán para que participen en la cumbre por la democracia”, dijo el miércoles el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, en una rueda de prensa habitual en Pekín.

“Sólo hay una China en el mundo y el gobierno de la República Popular China es el único gobierno legal que representa a toda China”, dijo, refiriéndose a la República Popular China, que es el nombre formal del gobierno del continente.

PUBLICIDAD

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán dijo en un comunicado que la ministra digital Audrey Tang y el representante en EE.UU. Hsiao Bi-khim representarán a Taipei en la cumbre.

La inclusión de Taiwán sigue a una serie de medidas que la administración Biden ha tomado en las últimas semanas para demostrar su apoyo a un aliado clave, incluso cuando intenta rebajar las tensiones con Pekín, que reclama la isla autónoma como su propio territorio. China ha aumentado los vuelos militares cerca de Taiwán y algunos analistas han advertido que el presidente Xi Jinping podría estar preparando una invasión en los próximos años.

La planificación de la cumbre por parte de Biden ha supuesto un reto, ya que la administración ha tenido que lidiar con cuestiones sobre qué otros países invitar y cuáles dejar fuera. La lista final refleja ese reto: entre los invitados se encontraban Brasil, Filipinas y Polonia, todos ellos países que han experimentado un retroceso democrático.

PUBLICIDAD

Al final, algunos países invitados parecían estar en la lista más como un incentivo para instituir más principios democráticos que porque encajaran perfectamente en la categoría de “democracia”. Angola, Pakistán y Serbia también estaban en la lista.

Otro punto delicado fue Oriente Medio, donde Estados Unidos tuvo dificultades para encontrar algún invitado además de Israel. Al final, también se incluyó a Irak.

Biden ha caracterizado frecuentemente la batalla de las democracias contra las autocracias como un reto geopolítico esencial del siglo XXI. En un discurso ante el Congreso en abril, dijo que Estados Unidos debe hacer frente a Xi y a otros líderes que pretenden demostrar que su sistema de gobierno es mejor para su pueblo.

PUBLICIDAD

“Tiene la firme intención de convertirse en la nación más importante y consecuente del mundo”, dijo entonces Biden, refiriéndose a Xi. “Él y otros (autócratas) piensan que la democracia no puede competir en el siglo XXI con las autocracias porque lleva demasiado tiempo conseguir el consenso”.

Ver más: Biden traza camino a seguir con Xi pese a que tensiones por Taiwán continúan

PUBLICIDAD

Sin embargo, tras los acontecimientos, incluyendo la continua negativa del expresidente estadounidense Donald Trump al aceptar su derrota en la reelección y el asalto del 6 de enero al Capitolio por parte de algunos de sus partidarios, los críticos han cuestionado el estado de la democracia estadounidense.

El Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral, con sede en Estocolmo, emitió un informe el lunes que decía que Estados Unidos “fue víctima de tendencias autoritarias en sí mismo, y fue derribado un número significativo de pasos en la escala democrática.”

Con la asistencia de James Mayger y Philip Glamann.

PUBLICIDAD