PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
EE.UU.

Biden advertirá a Putin que no invada Ucrania mientras tensiones escalan

Un funcionario estadounidense dice que la respuesta podría causar graves daños económicos.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advertirá a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que no tome más medidas agresivas hacia Ucrania pues se arriesga a sufrir sanciones económicas severas, dijo un alto funcionario del gobierno estadounidense.

Biden dejará en claro en una videollamada el martes que habrá costos significativos para Rusia si Putin decide atacar a Ucrania, pero también que habrá beneficios para el líder ruso si se compromete con la diplomacia, dijo el funcionario, quien habló con reporteros el lunes bajo condición de anonimato.

PUBLICIDAD

El despliegue de tropas y equipo militar de Putin en la frontera de Ucrania ha revivido los temores de guerra que surgieron por primera vez en la primavera, cuando el líder ruso tomó medidas similares. Esas tensiones disminuyeron luego de una llamada en abril entre los líderes, pero ese progreso resultó fugaz y los funcionarios estadounidenses dicen que continúa la acumulación de fuerzas cerca de Ucrania.

La llamada del martes forma parte de un esfuerzo del gobierno de Biden para hacer que Putin abandone lo que los funcionarios estadounidenses creen que son planes para invadir el este de Ucrania con hasta 175.000 tropas, posiblemente a principios del próximo año. Hasta ahora, Putin ha parecido no dejarse intimidar por las amenazas estadounidenses de sanciones o de un mayor aislamiento internacional.

El funcionario estadounidense dijo que la administración Biden no quiere estar en una posición en la que tenga que usar las fuerzas estadounidenses. El funcionario no dijo qué tipo de sanciones o penas enfrentaría Rusia por un ataque, pero dijo que las opciones podrían causar un daño económico significativo y severo a Moscú. El funcionario también dijo que EE.UU. no sabe ni tiene indicios de que Putin haya tomado una decisión final sobre el ataque a Ucrania.

PUBLICIDAD

Antes de la llamada, Biden planea hablar con aliados europeos clave para reforzar el apoyo a un enfoque unificado hacia el líder ruso, dijo el funcionario.

Los funcionarios rusos han rechazado repetidamente las sugerencias de que buscan avivar un conflicto. Pero Putin ha dejado en claro que considera que el apoyo militar occidental a Ucrania (especialmente la posibilidad de una mayor integración con la alianza de la OTAN) es una “línea roja” que las naciones no deben cruzar. Y los funcionarios rusos han acusado al gobierno de Kiev de planear un ataque contra los separatistas que Rusia apoya en la región oriental de Donbas en Ucrania.

Biden tendrá otros objetivos en mente para la llamada: impulsar el llamado proceso de Minsk para llevar una paz duradera al este de Ucrania; subrayar las demandas de que Putin tome medidas contra los hackers que han lanzado ataques de ransomware contra EE.UU.; y avanzar más allá de las expulsiones de ojo por ojo que han llevado a los niveles de personal diplomático a mínimos sin precedentes.

PUBLICIDAD

Los funcionarios rusos dicen que la llamada ofrece la oportunidad de que ambas partes rebajen la retórica tras unas semanas de tensión. La semana pasada, en Estocolmo, el Secretario de Estado Antony Blinken y su homólogo ruso, el Ministro de Asuntos Exteriores Sergei Lavrov, tuvieron una conversación irritante en una cena privada con docenas de otros funcionarios sobre la interpretación de cada parte sobre quién es el culpable de la situación actual en Ucrania.

La videoconferencia será la primera vez que los dos líderes hablen desde una llamada telefónica en julio, cuando Biden instó a Putin a tomar más medidas contra hackers con sede en Rusia que lanzan ataques de ransomware contra empresas estadounidenses.

Rusia se anexó Crimea de Ucrania por la fuerza en 2014, lo que provocó un enfrentamiento entre Moscú y Occidente que sigue sin resolverse. Putin ha negado la intención de invadir Ucrania nuevamente. En cambio, acusó a Kiev de planear atacar a los separatistas que Rusia apoya en la región oriental de Donbas en Ucrania.

PUBLICIDAD

Las tensiones entre Rusia y Occidente también han aumentado en los últimos meses a causa de la crisis energética en Europa, que ha disparado los precios de la energía y ha generado preguntas sobre si Putin está utilizando su control de los gasoductos como palanca sobre el continente. El líder ruso, por su parte, ha presionado a los reguladores de Alemania y la Unión Europea para que aceleren la aprobación del gasoducto Nord Stream 2, ya terminado, al que se oponen Ucrania y EE.UU.

Le puede interesar:

Inteligencia de EE.UU. muestra que Rusia planea una posible invasión a Ucrania

PUBLICIDAD

Putin reúne tropas para decirle a la OTAN que se mantenga fuera de Ucrania

Apoyo de EE.UU. a drones en Ucrania y ejercicios de la OTAN avivan los riesgos: Putin

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD