PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Tecnología

Caranty llega al mercado de seminuevos en México; competirá con Kavak

La startup lleva tres meses en territorio mexicano y prepara la expansión en el país tras una ronda semilla de US$1,6 millones

Tiempo de lectura: 1 minuto

Ciudad de México — Caranty, una startup mexicana enfocada a facilitar la compra venta de automóviles seminuevos, prepara su expansión a algunas de las principales ciudades de México, un mercado valuado en US$60.000 millones de dólares anuales, en el que participan empresas como el unicornio Kavak.

El crecimiento de Caranty, será impulsado por los US$1,6 millones de capital semilla que obtuvo en agosto de 2021 de inversionistas como Rodrigo Arévalo, anterior director regional de Uber para América Latina y Alfredo Segura, ex managing director de Cornershop en México.

PUBLICIDAD

“Hay muchísimo espacio, el mercado es gigantesco. La competencia está cubriendo un espacio muy pequeño”, dijo Miguel Ángel Bulnes, cofundador y director general de Caranty, en una conferencia de prensa este miércoles.

El marketplace, que ofrece una opción para que los usuarios negocien directamente la compra y venta de vehículos, planea su llegada a los mercados de Querétaro, Guadalajara, Puebla, Aguascalientes, con la expectativa de llegar a más lugares este año.

Ver más: Kavak enfrenta más competencia en el mercado de autos usados en México y Latam

PUBLICIDAD

La startup, con tres meses en operación, tiene presencia en Ciudad de México, donde cuenta con cinco salas o showrooms.

Caranty se une al grupo de compañías como Kavak y ClikAuto que buscan beneficiarse de la creciente demanda por automóviles seminuevos en México.

A diferencia de modelos de negocio como el de Kavak, Caranty se basa en un modelo ligero en activos, donde los vendedores conservan su auto hasta la transacción final. A cambio de una comisión de 4% sobre el precio de venta, ofrece una plataforma para la promoción, la negociación directa y el pago y entrega seguros.

PUBLICIDAD

La inflación y su impacto en el poder adquisitivo, aunada a la caída en la oferta de vehículos nuevos, debido a la escasez de microprocesadores, está impulsando la demanda por autos seminuevos en México, una oportunidad que Caranty busca aprovechar.

Te puede interesar:

Michelle del Campo

Michelle del Campo

Reportera mexicana especializada en empresas. Me gusta cubrir temas relacionados con sustentabilidad, empresas de reciente creación y asuntos transfronterizos. Anteriormente formé parte de Infosel-Sentido Común, Transparencia Mexicana y la Fundación Este País.

PUBLICIDAD