PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Powell esboza estrategia para que la Fed frene la inflación sin dañar la economía

“Realmente no debería tener efectos negativos en la tasa de empleo”, dijo el titular de la Reserva Federal al abordar los próximos pasos de la política monetaria

Tiempo de lectura: 4 minutos

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, trató de llevar calma a los legisladores y a los inversores el martes, asegurando que el banco central puede llevar a cabo la difícil tarea de reducir la alta inflación de cuatro décadas sin dañar la economía de Estados Unidos.

En una audiencia de confirmación en el Congreso de dos horas y media de duración, que estuvo notablemente libre de rencor, Powell dijo que la Reserva Federal estaba en camino de empezar a subir las tasas de interés desde su nivel actual cercano a cero y de reducir su gigantesco balance de US$8,8 billones.

PUBLICIDAD

Pero describió esas medidas como un alejamiento de una política de emergencia ultraexpansiva puesta en marcha para luchar contra la pandemia, no como un cambio hacia una postura restrictiva destinada a enfriar una economía sobrecalentada.

En realidad, a lo largo de este año vamos a pasar a una política más cercana a la normalidad, pero el camino a la normalidad desde donde estamos ahora es largo”, dijo a la Comisión Bancaria del Senado. “Realmente no debería tener efectos negativos en la tasa de empleo”.

Al exponer sus argumentos, Powell también dijo que gran parte de las presiones inflacionistas que experimenta EE.UU. disminuirán por sí solas a medida que disminuyan los problemas de las cadenas de suministro y la escasez de mano de obra asociada a la pandemia.

PUBLICIDAD

“Cuenta mucho con la vuelta de la oferta”, dijo Jim O’Sullivan, estratega jefe de macroeconomía estadounidense de TD Securities, lo que, según dice, es otra manera de decir que la inflación es transitoria. Ese es un término que Powell dejó de usar en diciembre después de que las presiones sobre los precios resultaran ser más persistentes y más altas de lo que esperaba.

Los comentarios de Powell fueron bien recibidos por los inversores. Las acciones subieron al asegurar él que la Fed abordará la inflación, y el S&P 500 detuvo una caída de cinco días para cerrar con una ganancia del 0,9%.

Sin embargo, los críticos de la Reserva Federal, como el ex secretario del Tesoro Lawrence Summers, probablemente no se sientan cómodos con las palabras de Powell. Argumentan que la Fed es demasiado optimista sobre los peligros de la inflación y que necesita tomar medidas más contundentes de las que ahora contempla para frenarla.

PUBLICIDAD

“No va a haber un camino hacia una menor inflación sin un mercado laboral menos caliente”, dijo la semana pasada el profesor de la Universidad de Harvard y colaborador remunerado de Bloomberg.

Los datos que se publicarán el miércoles mostrarán probablemente que los precios al consumo aumentaron un 7% en diciembre con respecto al año anterior, según la media de las previsiones de los economistas encuestados por Bloomberg. Esto superaría la subida anual del 6,8% de noviembre y sería el mayor aumento desde 1982.

Powell dijo al comité que la atención de la Reserva Federal se centra en la lucha contra la inflación, ya que Estados Unidos está en lo que por ahora constituye un nivel de máximo empleo o se acerca rápidamente a él. Describió las próximas acciones de la Fed para reducir su estímulo de emergencia como una forma de garantizar que la recuperación se mantenga en el camino y, por lo tanto, permita que el mercado laboral siga avanzando con el tiempo.

PUBLICIDAD

Para ello, dos presidentes de bancos regionales de la Fed apoyaron el martes la subida de los tipos de interés ya en marzo y un tercero instó a que el banco central comience a reducir su abultado balance más pronto que tarde.

Hoja de balance

Powell no se pronunció sobre el momento de la subida de tasas. Sin embargo, dejó en claro que la Fed empezará a reducir su balance este año -una medida que retirará liquidez del sistema financiero- y que lo hará a un ritmo más rápido que después de la crisis financiera.

Aunque Powell, de 68 años, fue interrogado en repetidas ocasiones por los legisladores sobre el elevado nivel de inflación, apenas se enfrentó a una oposición abierta a su renombramiento como titular de la Fed en la audiencia. El presidente del Comité Bancario del Senado, Sherrod Brown, dijo después a Bloomberg que no esperaba muchos cambios respecto a la votación de enero de 2018 que confirmó a Powell para su primer mandato. Ese recuento fue de 84-13.

PUBLICIDAD

Powell puede tener más problemas para frenar la inflación sin provocar una recesión que para ganar un segundo mandato.

“Es difícil de llevar a cabo en la práctica, en parte debido a las circunstancias tan inusuales que le ha puesto Covid”, dijo Derek Tang, economista de L.H. Meyer/Monetary Policy Analytics en Washington.

PUBLICIDAD

El presidente de la Fed, por su parte, reconoció tácitamente lo mismo mientras él y sus colegas lidian con los caprichos de una economía que aún vive una pandemia. “Vamos a tener que ser a la vez humildes y un poco ágiles”, dijo.

-- Con la ayuda de Daniel Flatley.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Powell dice que stablecoins privadas podrían competir con dólar digital de la Fed

Powell dice que la Fed subirá más las tasas si es necesario

Un Powell “hawkish” es una fuerza que los mercados no han enfrentado en tres años

PUBLICIDAD