PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

El peso mexicano recupera el interés de los inversionistas

El peso ha superado a las 24 monedas de mercados emergentes que sigue Bloomberg desde fines de noviembre

acciones
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — El carry trade ajustado por volatilidad relativamente atractivo del peso mexicano significa que la moneda nuevamente está siendo favorecida después de un breve período de agitación a fines de 2021.

El peso ha superado a las 24 monedas de mercados emergentes que sigue Bloomberg desde fines de noviembre, cuando el nombramiento por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador de una funcionaria relativamente poco conocida como gobernadora de Banxico provocó una caída en picada en los mercados.

PUBLICIDAD

El jueves, la moneda alcanzó un máximo de dos meses, ignorando el aumento que han registrado este año los rendimientos del Tesoro de Estados Unidos.

Esto podría ser solo el comienzo de una fuerte racha del peso, ya que los inversionistas se ven atraídos por las crecientes tasas de interés de México, un calendario sin elecciones y los estrechos vínculos del país con la economía estadounidense.

Esto es aún más convincente en una región donde la incertidumbre política, sumada a un mercado mundial turbulento, está aumentando la volatilidad implícita, lo que encarece la tenencia de monedas más riesgosas para los operadores.

PUBLICIDAD

Aunque la tasa clave del 5,5% de México es muy baja en comparación con el 9,25% de Brasil, la volatilidad implícita de un dígito del peso es muy inferior a la del real brasileño, que supera el 14%. También es mucho más baja que la del rublo ruso y el rand sudafricano, lo que da al peso uno de los mejores perfiles de riesgo-recompensa del mundo en desarrollo.

“El peso mexicano sigue siendo una de las monedas más atractivas de los mercados emergentes”, dijo Mauro Roca, director gerente de mercados emergentes de TCW Group Inc. en Los Ángeles. “Tiene carry, poco ruido político y sigue siendo una jugada sobre el excepcionalismo estadounidense, incluso cuando la recuperación interna se tambalea en México”.

El carry trade ajustado por volatilidad del peso, que se calcula dividiendo el rendimiento implícito a un mes por la volatilidad implícita durante el mismo período, ha mejorado casi un 50% en los últimos seis meses y ahora ronda niveles vistos por última vez a fines de febrero de 2020.

PUBLICIDAD

Mayor carry

El banco central de México, conocido como Banxico, elevó su tasa de política en 125 puntos básicos el año pasado, a medida que la inflación se aceleraba al ritmo más rápido en dos décadas. Los economistas prevén que la tasa alcanzará al menos el 6,50% a fines de 2022, según la última encuesta de Cibanamex.

Los operadores de swaps, por su parte, prevén un endurecimiento más agresivo, con un aumento de más de 200 puntos básicos, lo que está ayudando al peso a capear el temporal provocado por las expectativas de endurecimiento de la Reserva Federal.

El diferencial a dos años entre las tasas de swap de México y EE.UU. han subido unos 100 puntos básicos en los últimos tres meses, aumentando el atractivo de la moneda mexicana.

PUBLICIDAD

“Los riesgos claramente se inclinan al alza” para la tasa de referencia, escribieron en una nota analistas de Citibanamex liderados por el economista jefe Adrián de la Garza. El banco actualmente proyecta 125 puntos básicos en aumentos de tasas este año.

La próxima reunión de Banxico, que se celebrará el 10 de febrero, será al mando de Victoria Rodríguez Ceja, y los inversionistas examinarán los discursos de los responsables de la política monetaria para determinar si el aumento de 50 puntos básicos del mes pasado fue un hecho puntual.

El nombramiento de Rodríguez, que tiene escasa experiencia en política monetaria y ha hecho pocos comentarios sobre la inflación, sacudió los mercados y llevó al peso a tocar un mínimo de 22,155 por dólar en 2021 en noviembre.

PUBLICIDAD

Sacha Tihanyi, jefe de estrategia de mercados emergentes de TD Securities en Toronto, dijo que existe la posibilidad de que el banco central no realice los aumentos de tasas que esperan los operadores, lo que pesaría sobre el peso.

“¿Decepcionará Banxico las expectativas del mercado? Los riesgos no son nulos, sobre todo considerando dónde han descontado las tasas los mercados”, dijo Tihanyi, quien recientemente reabrió una recomendación para vender en corto la moneda mexicana.

PUBLICIDAD

Cualquier señal de una postura moderada en la primera decisión de tasas de Rodríguez sería una invitación abierta a los bajistas del peso. Aun así, algunos analistas dicen que hay que darle el beneficio de la duda.

“Sigo siendo optimista”, dijo Daniel Tenengauzer, jefe de estrategia de mercados Bank of New York Mellon, con sede en Nueva York. “No creo que el mercado esté todavía a gusto con una nueva gobernadora que, de hecho, entregará otros 50 puntos básicos”.

Optimismo de México

Además del aumento de las tasas, otro posible impulso para el peso este año proviene de las entradas de cartera. Los inversionistas siguen siendo optimistas con respecto a las acciones mexicanas tras registrar su mejor año desde 2009, y Bank of America recomienda una posición de sobreponderación.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, las tenencias extranjeras de bonos del Gobierno en moneda local, conocidos como MBonos, están aumentando. El promedio móvil de 20 días de entradas en MBonos alcanzó los 2.520 millones de pesos (US$124 millones) el 22 de diciembre, unos días después de que el banco central anunciara un aumento de tasas de 50 puntos básicos.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD